miércoles, 14 noviembre 2018
20:52
, última actualización
Economía

Unicaja se adapta a la nueva ley de cajas andaluza

La entidad, en su primera Asamblea tras crear su banco, destina 45 millones a la Obra Social

el 17 dic 2011 / 19:01 h.

Unicaja celebró ayer su primera Asamblea General ordinaria tras la constitución de su banco, Unicaja Banco, en la que se aprobó la adaptación de los Estatutos de la entidad a la nueva Ley de Cajas de Ahorros de Andalucía (Ley 6/2011) y las líneas de actuación para 2012, y en la que sus miembros fueron informados de la evolución de la entidad y de la Obra Social.


Unicaja destacó el presupuesto destinado a la Obra Social en 2011, que supera los 45 millones de euros, y supone la mayor contribución social privada de Andalucía. Asimismo, recalcó que la entidad, con un capital básico del 13,2%, se sitúa a la cabeza de las entidades financieras por nivel de solvencia.


En la Asamblea se puso de relieve la posición de Unicaja como una de las entidades españolas con mayor rentabilidad y solvencia -por encima de la media del sector-, alto nivel de capitalización y notable capacidad de generación de recursos, "lo que toma una especial importancia en la adversa situación económica y financiera actual". Como muestra de la referida trayectoria se halla la reciente aprobación del primer dividendo a cuenta de Unicaja Banco a favor de la matriz Unicaja por un importe de 22 millones de euros.


Durante su intervención, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, dio cuenta de la segregación, desde el pasado día 1, del negocio financiero al banco de nueva creación, concebido como "un instrumento de actuación para una mejor y más flexible adaptación al nuevo entorno económico, así como del mantenimiento de la Obra Social y Monte de Piedad, que constituye la actividad de la caja de ahorros en esta nueva etapa".


El nuevo banco desarrolla su actividad como entidad individual hasta que se materialice la integración con Caja España-Duero, ya aprobada por sus respectivos órganos de gobierno el pasado mes de septiembre.


La Asamblea fue informada de la evolución de la entidad durante el ejercicio. En este sentido, el informe de la Comisión de Control, referido a la actividad antes de producirse la segregación del negocio financiero a Unicaja Banco, destaca los esfuerzos realizados en la contención de la morosidad en un contexto de crisis económica, así como los efectuados en la cobertura de la misma, que mantiene a Unicaja entre las entidades españolas con mejor cobertura de la morosidad.


El informe de la Comisión de Control expuesto en la Asamblea también subraya que la entidad cuenta con uno de los mayores niveles de solvencia del sector financiero y elevados niveles de liquidez, siendo la primera entidad financiera de Andalucía. Además, el informe constata los beneficios alcanzados y las provisiones realizadas, así como el incremento del volumen de negocio. En este sentido, Unicaja, con un capital básico del 13,2%, se sitúa a la cabeza de las entidades por solvencia.


En materia de Obra Social, el presupuesto para 2011 de Unicaja se sitúa en 45,6 millones de euros, lo que "representa un esfuerzo destacable de la entidad dado el contexto económico actual general de contención presupuestaria", reseñó la caja.


La Obra Social alcanza a 3,6 millones de beneficiarios directos, realiza un número superior a 3.710 actividades al año, mantiene más 170 centros de actividad y abarca más de 300 municipios donde realiza algún proyecto. También su impacto en el PIB nacional es próximo a los 92 millones de euros y supone la creación de más de 2.110 empleos directos e indirectos. Así, los 172 centros de actividad de la Obra Social de Unicaja (de los que cerca del 90% son propios) están integrados por un total de 107 centros de asistencia social, 44 centros culturales, doce centros educativos, ocho centros de tiempo libre y un centro medioambiental.


Por otro lado, la Asamblea general aprobó las líneas generales de actuación de Unicaja para el ejercicio 2012, unas directrices que se centran en el desarrollo de proyectos no orgánicos, saneamiento del activo, mantener adecuados niveles de capitalización, contención de costes, desarrollo de líneas de liquidez, reequilibrio de márgenes de negocio, vinculación al cliente, diversificación del balance, diversificación de negocios e ingresos y adaptación de la Obra Social a los nuevos escenarios y necesidades de la sociedad, remarcó la entidad.

  • 1