Economía

Unicaja y Cajasur logran que el Banco de España avale su plan

Ocho días naturales. Es el tiempo que ha tardado el Banco de España en autorizar la fusión de Unicaja y Cajasur. El regulador valoró ayer que el proceso cumple "los criterios de solidez y racionalidad económica" exigibles a estas operaciones. Además, las cajas deben despreocuparse de las ayudas. Tendrán el dinero del Fondo de Garantía de Depósitos.
> Unicaja pide 1.000 millones entre avales y participaciones

el 16 sep 2009 / 06:25 h.

Ocho días naturales. Es el tiempo que ha tardado el Banco de España en autorizar la fusión de Unicaja y Cajasur. El regulador valoró ayer que el proceso cumple "los criterios de solidez y racionalidad económica" exigibles a estas operaciones. Además, las cajas deben despreocuparse de las ayudas. Tendrán el dinero del Fondo de Garantía de Depósitos.

Hay prisa por irse de vacaciones con los deberes hechos. Si no, no se explica que sólo ocho días después de que se produjera la instantánea de la derecha -el presidente de Cajasur, Santiago Gómez Sierra, saliendo de la sede del Banco de España tras presentar el principio de acuerdo de la fusión de ésta con Unicaja- el máximo órgano regulador haya respondido tal y como se esperaba, autorizando el proceso de unión entre ambas.

Un escueto comunicado del organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez confirmaba que el plan de actuación que fue presentado por los presidentes de las dos cajas andaluzas para afrontar el proceso de integración fue aprobado ayer mismo por la Comisión Ejecutiva de la institución.

En palabras del Banco de España, la hoja de ruta diseñada "cumple los criterios de solidez y racionalidad económica que se han de exigir en este tipo de operaciones", reza la nota.

Pero el proceso ha avanzado más allá del visto bueno del regulador, ya que también ayer la operación pasó por los ojos de la Comisión Gestora del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que decidió asimismo dar "su respaldo financiero" al proyecto, aunque sin concretar cifras.

Lo que sí viene a dejar claro el regulador es que la utilización de estos recursos no supone, en ningún caso, el empleo de dinero público, ya que -explica- los fondos del FGD proceden de las aportaciones que realizan las entidades financieras adheridas al mismo.

siguiente paso. El Banco de España incide, además, en que el procedimiento deberá seguir su curso al margen de la autorización dada ayer, de manera que ahora el proceso de fusión debe ser ratificado por sus respectivas asambleas generales, así como cumplir con otros trámites legales antes de su autorización definitiva que corresponderá a la Junta de Andalucía -tal y como recoge la Ley andaluza de Cajas-, previo informe del órgano regulador, concluye el comunicado.

El pasado lunes el Consejo de Administración de la cordobesa dio luz verde a seguir ahondando en los contactos mantenidos con la malagueña, mientras que un día después se pronunció en el mismo sentido la Comisión Ejecutiva de Unicaja. Está previsto que su consejo ratifique el protocolo de fusión el próximo lunes. A partir de ahí elevarán una propuesta más detallada a los respectivos consejos entre el 10 y el 14 de agosto, para poder remitirlo a las asambleas.

Por su parte, el proceso de fusión por absorción con Caja de Jaén será independiente al de Cajasur y está previsto que culmine mucho antes que éste, ya que no necesita de ningún tipo de recursos o ayudas. Además la unión de la cordobesa y la malagueña obligará a modificar la Ley de Cajas de Andalucía para ampliar la representación en los órganos de gobierno, a lo que la Junta ya ha dicho que sí.

  • 1