Local

Unidad política para capear la crisis global

La comparecencia ayer del presidente del Gobierno a petición propia para explicar la gestión del ejecutivo frente a la crisis -la más esperada en las Cortes tras el descanso estival- no ha cubierto las expectativas que él mismo se encargó de alimentar. Zapatero se limitó a anunciar algunas medidas concretas para el sector de la construcción...

el 15 sep 2009 / 11:33 h.

La comparecencia ayer del presidente del Gobierno a petición propia para explicar la gestión del ejecutivo frente a la crisis -la más esperada en las Cortes tras el descanso estival- no ha cubierto las expectativas que él mismo se encargó de alimentar. Zapatero se limitó a anunciar algunas medidas concretas para el sector de la construcción y reconoció que vienen "meses duros" pese a que hasta hace poco tiempo intentaba suavizar la situación.

La prueba evidente es que la Comisión Europea hizo pública ayer la previsión de que a final de año la economía española entrará en recesión. La oposición aprovechó ayer la coyuntura para arremeter con dureza contra el Gobierno. Mariano Rajoy llegó a cuestionarse a qué había venido el presidente al Congreso mientras Zapatero basaba su discurso generar confianza y recuperar el desgaste sufrido ante la opinión pública. Lo ocurrido ayer no ayuda a minimizar los efectos de una crisis que no es sólo de España.

En Europa, el frenazo es similar y en Estados Unidos el Gobierno ha tenido que nacionalizar las dos sociedades hipotecarias más importantes para evitar la debacle en miles de hogares. Que PSOE y PP se ensarcen sobre si son galgos o podencos puede suponer para los populares un rédito electoral en el corto plazo pero no refleja más que un artificio de oposición irresponsable. Sólo desde la unidad de acción y el consenso con los agentes sociales España podrá soportar la tormenta económica mundial.

El Gobierno tiene en el desempleo, -que ha alcanzado cotas del 10,4% en el mes de agosto con 100.000 nuevos parados-, la prueba de fuego para proyectar medidas eficaces de austeridad y estímulo el mercado laboral y acciones encaminadas a romper el espejismo de la excesiva dependencia de la construcción. La caída del precio del petróleo ayudará a aliviar la inflación, pero el Gobierno debe actuar con sensatez y la oposición, arrimar el hombro para solucionar un problema de origen global.

  • 1