miércoles, 21 noviembre 2018
14:53
, última actualización
Local

Uno de cada cinco medicamentos recetados en España no llega a comprarse

el 21 mar 2012 / 10:04 h.

TAGS:

En el último año se han dispensado en España 973 millones de recetas pero, según los datos del último informe de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), hasta una de cada cinco (unos 200 millones) se "perdieron en el camino" y no llegaron a comprarse pese a constar en la historia clínica de los pacientes.


Así lo ha asegurado el doctor Francisco Hernansanz, editor de dicho informe, que reconoce que este dato es una muestra de la "sobreprescripción" por la que optan muchos profesionales sanitarios ante la "elevada actividad asistencial" a la que se enfrentan en sus consultas.

De hecho, el informe revela como España es actualmente el segundo país del mundo en consumo de medicamentos por habitante, tan sólo por detrás de Estados Unidos.

Según este experto, "se prescribe demasiado, más de lo que deberíamos", lo que hace que los pacientes se vean "desbordados por la cantidad de medicación que deben tomar".

"No se puede generalizar y decir que los médicos prescriben de más, porque hay quienes hacen una prescripción correcta, pero hay otros médicos que no hacen los deberes como los tendrían que hacer, probablemente porque se ven desbordados por una actividad asistencial que no pueden abordar y, ante esto, lo fácil es recetar", ha asegurado Hernansanz.

Además, el editor del informe SESPAS 2012 reconoce que la presión asistencial también favorece que los médicos no informen "lo suficiente" a sus pacientes de para qué sirven los fármacos que recetan, si se está tratando una cosa aguda o algo crónico, o si se trata de prevenir algún evento futuro.

De hecho, los estudios que revisan la información que reciben los pacientes o el conocimiento que tienen sobre los medicamentos prescritos revelan que casi un 31 por ciento declara no recibir nunca o casi nunca información de sus médicos.

Y, según ha insistido este experto, "si no le damos explicaciones a los pacientes, muchos terminan con fármacos y recetas en casa que no llegan a tomar".

Para tratar de paliar esta situación, este experto propone que se evalúen a nivel estatal qué prestaciones no son coste-efectivas o no están dando el beneficio que tendrían para que, una vez identificadas, dejasen de ser financiadas.

DEJAR DE FINANCIAR ALGUNOS FÁRMACOS, POSIBLE SOLUCIÓN
Hernansanz ha puesto como ejemplo algunos analgésicos simples como el paracetamol o los tratamientos para las alergias, "fármacos que en otros países como Reino Unido se venden en supermercados". "Algunos no están dando la efectividad que debían dar, y a un coste demasiado alto para que nosotros podamos asumir este gasto".

"Cuando uno tiene que abrir la cartera para pagar una determinada medicación se lo piensa, por lo que ayudaría a combatir la sobremedicalización que hay ahora", ha asegurado este experto.

Sin embargo, este experto reconoce que la tasa de un euro por receta puesta en marcha en Cataluña no sirve para reducir de forma efectiva el número de recetas ya que puede haber ciudadanos que "por no querer pagar esa tasa, dejen de tomar determinados medicamentos que son efectivos y permiten prevenir posibles eventos en el futuro".

"Si a uno le duele la cabeza, por mucho que un analgésico valga dinero, querrá tener ese fármaco; pero si una persona tiene la tensión alta o diabetes pero no tiene ningún síntoma, es difícil visualizar que si esa patología no es bien tratada puede dar lugar a complicaciones. Y probablemente sean esos fármacos que previenen los primeros en desaparecer de las casas", ha asegurado.

En el informe también se han presentado algunas propuestas para tratar de mejorar la actual situación de la Atención Primaria, que pasan sobre todo por un aumento de la financiación, ya que el presupuesto "disminuye año tras año", según ha reconocido María Dolores Fuiza, presidenta de SESPAS, lo que también acaba repercutiendo en una "saturación" de la atención especializada.

  • 1