Local

Uno de cada cuatro andaluces prefiere la familia con la mujer en casa

Una encuesta del IESA sobre conciliación familiar desvela que un 13,8% elige que la mujer no trabaje y un 9,4% que tenga media jornada.

el 06 ene 2011 / 20:07 h.

TAGS:

Una mujer lavando los platos en su casa.

Casi uno de cada cuatro andaluces considera que el ideal de familia es aquella en la que la mujer no trabaja fuera de casa o lo hace a tiempo parcial para asumir las tareas domésticas y el cuidado de los hijos, una opinión que comparten más hombres que mujeres (25,8% y 20,8% respectivamente) y más frecuente conforme aumenta la edad de los encuestados. Es uno de los datos sobre conciliación de la vida familiar y laboral que contiene el último barómetro del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC), realizado con una muestra de 3.655 personas entrevistadas entre octubre y noviembre. El 44% de los sondeados trabaja y casi la mitad vive con hijos.

El 72,4% de los encuestados cita como su ideal de familia aquella en la que trabajan fuera de casa ambos miembros de la pareja y se reparten las tareas del hogar y el cuidado de los niños, un porcentaje superior a la media estatal recogida en el último barómetro del CIS, publicado el pasado octubre, en el que ésta era la opción señalada por el 67,7% de los encuestados. Es la opción preferida tanto para los hombres como para las mujeres, aunque más mayoritaria entre éstas (68,8% y 75,7% respectivamente).

Los que prefieren que sea el hombre el único que trabaje fuera de casa y la mujer asuma el trabajo doméstico y el cuidado de los hijos suman un 13,8% y en este caso son más los hombres (17%) que las mujeres (10,7%). La opción minoritaria es que la mujer trabaje fuera pero a tiempo parcial y se encargue de la mayor parte de las tareas del hogar, marcada por un 9,4% de los encuestados, si bien en este caso hay más mujeres partidarias (10,1%) que hombres (8,8%).

La pregunta incluye también otras opciones de familia con resultados insignificantes, como las familias monoparentales con hijos donde el único progenitor trabaje fuera a tiempo completo (0,7%) o los llamados singles -solteros sin hijos que viven solos- (1,2%), pero no aparece como posibilidad la familia donde sea la mujer la que trabaje fuera y el hombre se encargue de la casa y los niños en exclusiva o sea él quien tiene un trabajo a tiempo parcial.

El análisis de las respuestas arroja diferencias más amplias en función del grupo de edad que del sexo. Así, si la llamada familia tradicional sólo es señalada por el 6,5% de los jóvenes entre 18 y 29 años, el porcentaje se eleva al 29,1% entre los mayores de 60.
Del mismo modo, el núcleo en el que ambos cónyuges trabajan fuera de casa y se repartan el trabajo doméstico y el cuidado de los niños es la opción ideal para el 81% de los jóvenes pero sólo para el 56,1% de los mayores. Entre los 30 y 44 años y de los 45 a los 59 las respuestas son muy similares entre sí y rondan la media global.

La mitad de las madres, sin baja por maternidad

El barómetro analiza también el conocimiento y el uso de las distintas medidas de conciliación. El permiso de paternidad es menos conocido que el de maternidad (un 17,8% de la muestra desconoce la existencia del primero frente al 14,8% del segundo), un desconocimiento que es mayor en la población pasiva, es decir, los muy jóvenes o los mayores ya jubilados. En cuanto a su uso, el 45,1% de las mujeres actualmente ocupadas y con hijos disfrutaron de la baja maternal frente al 19,5% de los hombres trabajadores con niños que cogieron el permiso de 15 días tras ser padres, creado en 2007. Con todo, son las medidas más conocidas mientras que un 35,8% desconoce la posibilidad de elegir el espacio del trabajo (por ejemplo, trabajar desde casa), un 28% no sabe que tiene derecho a flexibilizar su jornada, un 27,8% desconoce que ante un embarazo de riesgo o durante la lactancia puede estar suspendida de realizar determinadas tareas y un 27,6% ignora que puede pedir una excedencia por cuidado de familiares. Además, un 24% desconoce las deducciones fiscales y otro tanto su derecho a reducir la jornada laboral. 

La extensión de guarderías, lo más valorado

Curiosamente, y pese a que recientemente se debatió en el Parlamento Europeo la ampliación del periodo de baja maternal a 20 semanas (en España es de 16) y fue rechazado, al igual que los recortes dieron al traste con el proyecto del Gobierno central de ampliar el de paternidad a un mes, la prolongación de éstos no es para los encuestados la medida que más ayudaría a la conciliación. La clave están en garantizar la escolarización infantil de los niños. Así, casi el 88% cree que contribuiría mucho o bastante a favorecer la conciliación que se garantizase el acceso a guarderías de los menores de 3 años y un 87% que se promoviese la creación de guarderías en los centros de trabajo, frente al 76,6% que cree que la ampliación de los permisos de maternidad o paternidad ayudarían especialmente a conciliar o el 78,2% que piensa eso de las desgravaciones fiscales. Flexibilizar los horarios también sería una gran contribución para el 83,6%, las ayudas económicas por hijos para el 83% -precisamente el 1 de enero se suprime el cheque-bebé de 2.500 euros por nacimiento- y el trabajo a tiempo parcial para el 80%.

  • 1