Local

Uno de cada cuatro niños vive en España bajo el umbral de la pobreza

Uno de cada cuatro niños en España son pobres. Una situación que afecta a la mitad de los inmigrantes menores de 16 años. De ahí que al perfil tradicional de la pobreza, los mayores de 65 años, se añadan nuevas caras: la de los menores y la del fenómeno de la inmigración.

el 15 sep 2009 / 11:26 h.

TAGS:

Uno de cada cuatro niños en España son pobres. Una situación que afecta a la mitad de los inmigrantes menores de 16 años. De ahí que al perfil tradicional de la pobreza, los mayores de 65 años, se añadan nuevas caras: la de los menores y la del fenómeno de la inmigración.

Así se desprende del Informe de exclusión social en España 2008 de la Obra Social de Caixa Catalunya presentado ayer y en el que, por primera vez, se analiza la pobreza teniendo en cuenta los diferentes ciclos de vida de la población. Así se ha observado que Extremadura, Castilla y León y Andalucía son las comunidades más castigadas. Y es que en el sur peninsular, el 18,2% de los andaluces vive con 460 euros al mes en la pobreza moderada. Los expertos ven en esta situación a quienes ganan menos del 60% de sueldo medio de la región. Peor aún lo tiene el 7,8% de las personas que sobreviven en la alta pobreza (con 307 euros al mes) y el 4,5% que se mantiene en una situación severa (con 268 euros al mes).

El umbral de la pobreza en España, en cambio, se sitúa más alto: el estudio concluye que el 19,9% de los españoles vive en situación de pobreza moderada, es decir, aquella que sufren las familias que cobran por persona 6.347 euros al año (529 euros al mes). Los niños y los mayores de 65 años son los que más la padecen, con un 24% y un 31% respectivamente.

Sin embargo, en los casos de dificultad económica alta y severa -las que se dan en hogares que sólo disponen de 381 euros y 268 euros mensuales- son los más pequeños los más afectados. El grado de vinculación de los progenitores al mercado laboral y la propia composición del hogar son los dos factores que más influyen sobre el riesgo de exclusión infantil. De esta forma, un 34% de los pequeños que viven en hogares donde sólo trabaja uno de los padres son pobres, tasa que se eleva al 62% de los niños con familia monoparental en la que el sustentador no trabaja.

Respecto a los menores de 16 años inmigrantes, la mitad vive en hogares considerados pobres. El riesgo de padecer las formas más graves de pobreza se acusa más entre los extranjeros que entre los españoles de nacimiento.

Así, la probabilidad de pobreza alta entre los españoles es del 8,4%, cifra que sube al 32% en caso de los inmigrantes. Esta brecha también se constata en el riesgo de pobreza severa, ya que alcanza el 4% en los menores española y el 28% en los extranjeros. Para la coordinadora del informe Carme Gómez-Granell, hay 1.700.000 niños en situación de riesgo, un problema "muy grave" que precisa una "solución política urgente" con medidas integrales que incluyan prestaciones sociales, de apoyo educativo y políticas de empleo.

"Nos jugamos el futuro y el presente de muchos niños", subrayó tras advertir que la situación se relaciona con el fracaso escolar y la delincuencia. El informe determina que la pobreza moderada alcanza al 17% de los hombres y al 21% de las mujeres nacidas en el país, el porcentaje más alto de la UE de los 15.

En opinión de Pau Marí-Klose, director científico de informe, "España es el único país en el que empeora la capacidad de reducir al pobreza infantil y de las personas mayores en los últimos años". A su juicio, no ha aprovechado el ciclo expansivo para proteger a la población más vulnerable, "una oportunidad que sí han empleado otros como Reino Unido".

  • 1