Local

Uno de los agentes investigados fue recolocado al salir de prisión

El Ayuntamiento trasladó de unidad al policía cuya detención destapó la trama.

el 05 mar 2011 / 19:06 h.

TAGS:

l policía local imputado por tráfico de droga y cuya detención hizo que se abriera una investigación por una supuesta trama de cobros ilegales de tasas fue apartado por el Ayuntamiento de la unidad de motoristas tras estar tres meses en prisión provisional. El agente estuvo dado de baja varios meses, pero cuando se reincorporó a su puesto de trabajo fue recolocado en talleres, según confirmaron fuentes policiales a este periódico.

Aunque el Juzgado de Instrucción número 8 mantiene imputado al agente por supuesto tráfico de droga y cohecho, esto no supone que el Ayuntamiento pueda proceder a su despido, ya que aún no existe una sentencia firme al respecto que acredite la comisión del delito. Las fuentes consultadas señalaron que los servicios jurídicos municipales estudiaron la situación determinando que si no había un fallo judicial firme que lo condenase no se podía tomar ninguna medida contra él, ya que prevalece el principio de presunción de inocencia.

Lo que hizo el Consistorio entonces fue apartar al agente de la unidad de motoristas, que es la que está siendo investigada por la supuesta trama de las tasas, a otro destino que, según fuentes policiales, es el taller, conservando, eso sí, la misma categoría profesional. Antes el policía estuvo de baja médica varios meses, tras salir de prisión, cobrando el 100% de su sueldo.

Este policía pasó en prisión preventiva tres meses tras ser detenido en una operación antidroga, en la que fueron arrestadas 11 personas e incautados 1.500 kilos de hachís, en septiembre de 2009. La juez rechazó varios recursos presentados por su defensa reclamando la libertad provisional al considerar que los delitos que se le imputan no justificaban su encarcelamiento y que tiene arraigo personal y laboral en la ciudad, de ahí que no hubiese riesgo de fuga.

A mediados de diciembre de 2009 salió de la prisión bajo fianza de 3.000 euros e imputado por su supuesta vinculación con la red de narcotráfico, por cohecho y por tenencia ilícita de armas, ya que se le encontró en su taquilla un arma con la numeración borrada. Según la investigación, el agente no está imputado por participar directamente en el tráfico de drogas, sino por favorecer a los narcos.

Fue esta investigación la que llevó a sospechar de la existencia de una supuesta trama de cobro ilegal de tasas, gracias a las escuchas telefónicas realizadas al agente y a la documentación localizada en su taquilla. Entre ella, había diversas multas que, según las primeras pesquisas, podrían tratarse de sanciones que fueron retiradas a los narcos. La juez decidió entonces abrir otra rama del caso, para cuya instrucción puso al frente a una unidad interna de la Policía Local, dirigida por un intendente, quien incluso llegó a denunciar supuestas amenazas.

La instrucción trata de esclarecer qué agentes participaban en una supuesta estafa que pudo alcanzar hasta el medio millón de euros, según apuntan algunas fuentes. Las pesquisas se centran en la unidad de motoristas y estuvo a punto de ser archivada porque el supuesto responsable del cobro de las tasas había fallecido, según confirmaron fuentes judiciales. Sin embargo, tras el pasado verano la investigación tomó un nuevo impulso, ya que se ordenó requisar media docena de ordenadores. Además, unos 30 agentes han prestado ya declaración, aunque por ahora no hay ninguna imputación.

El Ayuntamiento decidió entonces cambiar el sistema de cobro de tasas por prestación de servicios especiales. Así, se reordenaron los trámites de forma que el dinero ya no se entrega en mano a los agentes, sino en el banco y toda la gestión de documentos se realiza directamente con la Delegación de Movilidad. Una medida que, pese a la elevada cantidad supuestamente defraudada, no se tomó hasta pasado un año de la apertura de la investigación interna.

El hecho de que estas tasas se cobrarán por los propios agentes permitió, según fuentes policiales y judiciales, que los agentes prestaran este servicio en sus horas libres. Los policías se vestían de uniforme y realizaban estas funciones, generalmente de acompañamiento al traslado de grandes mercancías, sin declarar las tasas cobradas.

  • 1