martes, 20 noviembre 2018
12:03
, última actualización
Local

Uno de los dos atracadores de San Juan fue condenado tras disparar al cliente de un banco en 1990

el 31 may 2012 / 15:40 h.

TAGS:

Juan Marcos Guareño Jeanneret, uno de los dos hombres detenidos  por el atraco a una sucursal bancaria de San Juan de Aznalfarache  (Sevilla) y el posterior tiroteo con la Policía Local en el que  falleció una mujer de 54 años de edad tras ser alcanzada por una bala  perdida, fue condenado a 15 años de reclusión menor tras intentar  matar de varios disparos en 1990 al cliente de una sucursal ubicada  en la Plaza de San Lorenzo, de donde logró sustraer finalmente  1.990.000 de las antiguas pesetas.  

En la sentencia dictada el 20 de abril de 1993, a la que ha tenido  acceso Europa Press, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial  condenó al acusado a 15 años de reclusión menor por un delito de robo  con homicidio en grado de tentativa, así como a dos años, cuatro  meses y un día por un delito de tenencia ilícita de armas, con la  agravante de reincidencia, y a dos meses y un día de arresto mayor  por un delito de utilización ilegítima de vehículo a motor.  

La Audiencia Provincial consideró probado que el día 25 de julio  de 1990, sobre las 11.00 horas, el condenado, junto con un cómplice,  cogió "sin autorización de su dueño" una motocicleta con la que se  dirigieron a una sucursal del Banco de Granada situada en la Plaza de  San Lorenzo, tras lo que entraron en la misma armados con un cuchillo  y con una pistola a pesar de carecer de licencia para ello, gritando  a los clientes que se encontraban en el interior "todos quietos, esto  es un atraco".  

En ese momento, un cliente se enfrentó a los atracadores diciendo  "que tenían que pegarle un tiro para llevarse el dinero", por lo que  Juan Marcos "le apuntó con la pistola a la cabeza y efectuó dos o tres  disparos, si bien no se hizo fuego al fallar el cartucho", tras lo  que éste último "dio unas patadas en los genitales" a dicho cliente y  gritó al cómplice "vámonos".

Así, ambos salieron de la entidad con un  botín de 1.990.000 de las antiguas pesetas.  Una vez en el exterior, este cliente logró dar alcance a Juan  Marcos cuando éste subía a la moto, por lo que se produjo un forcejeo  en el curso del cual el imputado golpeó con la pistola varias veces  en la cabeza a su oponente, de manera que logró escapar, aunque  posteriormente un policía detuvo tanto a Guareño, conocido como 'el  francés', como a su cómplice. La Policía recuperó tanto el dinero  robado como la pistola, que tenía en la recámara una bala percutida.

"HIZO TODO CUANTO ESTUVO EN SU MANO PARA MATAR"

La sentencia considera que Juan Marcos "hizo cuanto estuvo en su  mano para matar, pero no lo consiguió por un accidente ajeno a su  voluntad", añadiendo que "la zona del cuerpo elegida y la  reiteración, dos o tres disparos, son inequívocos signos que expresan  a las claras el propósito homicida de Juan Marcos", de manera que "no  puede admitirse que la intención fuera solo la de asustar".  

Hay que recordar que, tras el atraco de San Juan, la juez de  guardia decretó el ingreso en prisión de Juan Marcos Guareño por  cuatro delitos de robo con intimidación por dos atracos a sucursales  de Camas y otros dos a entidades de San Juan y otro delito de  tenencia ilícita de armas, aunque no por homicidio, ya que,  inicialmente, habría sido una bala procedente de una pistola de un  agente de la Policía Local la que acabó con la vida de Concepción  Barreiro.   

El detenido es natural de Sevilla y ha sido detenido en 20  ocasiones anteriores, la última en 2001 por homicidio doloso, delito  por el que estuvo cumpliendo en la cárcel de Huelva hasta el 28 de  abril de 2011. Así, ha sido detenido por la Policía en 13 ocasiones  por delitos relacionados con robos con violencia e intimidación,  sustracción de vehículos y tráfico de drogas, mientras que su última  detención fue la referida de 2001. A estas detenciones habría que  sumar otras siete practicadas por Guardia Civil.  

EL SEGUNDO DETENIDO, EN EL HOSPITAL

Por otro lado, el otro detenido en el atraco a la sucursal de  Cajasol en San Juan de Aznalfarache, Francisco R.G., sigue ingresado  en el Hospital Virgen del Rocío con dos heridas de bala en el tórax;  en este sentido, fuentes judiciales han informado a Europa Press de  que estaba previsto que en la mañana de este jueves una comisión  judicial se trasladara hasta el centro hospitalario a tomarle  declaración, aunque no ha trascendido si ésta se ha producido  finalmente.  

  • 1