Local

Uno de los paquetes explosivos de Yemen podía haber volado el avión

Detenida en Saná una mujer sospechosa de enviar las bombas a Estados Unidos.

el 30 oct 2010 / 15:22 h.

TAGS:

La amenaza era real. Las agencias de inteligencia de EEUU abortaron el viernes la posibilidad de una serie de ataques contra sinagogas de Chicago al interceptar en el Reino Unido y Dubái dos paquetes con explosivos en sendos aviones de carga procedentes de Yemen. Unos paquetes que, según Londres, podría haber estallado y derribado el avión.

 

El paquete explosivo hallado en un avión de carga en el aeropuerto de East Midlands (norte de Inglaterra) "podía haber explotado" y haber derribado una aeronave, dijo ayer la ministra británica de Interior, Theresa May. Después de presidir el Comité de Emergencia COBRA -que reúne a miembros del Gobierno británico para evaluar situaciones de seguridad- May afirmó que es posible que un avión fuese el blanco y que los responsables de enviar el paquete no supieran el lugar exacto donde explotaría el artefacto. Según explicó, no hay información que indique que pueda haber otro intento de atentado.

Sobre el complot terrorista desmantelado el viernes, el presidente de EEUU, Barack Obama, habló ayer con el primer ministro británico, David Cameron.
Como medida de precaución, May informó de que se suspenderá en forma inmediata la entrada o paso por territorio británico de cualquier carga no acompañada procedente de Yemen. También las autoridades francesas ordenaron ayer la suspensión del tráfico de mercancías procedente de este país.

Asimismo, las autoridades yemeníes cerraron las oficinas de las empresas de transporte FedEx y UPS en Saná, al día siguiente de que las policías de Dubái y el Reino Unido localizaran dos paquetes bomba a bordo de sendos aviones de transporte de dichas compañías. Según dijo a Efe un alto funcionario del Ministerio yemení del Interior que pidió el anonimato, agentes de la Policía se desplazaron a las oficinas de FedEx en la capital del país para proceder a su cierre tras las primeras investigaciones.

En dicho país la Policía yemení detuvo anoche en Saná a la mujer sospechosa de haber enviado a EEUU los paquetes con material explosivo, informaron a Efe fuentes de los servicios de seguridad. La detención fue dada a conocer poco después de que el presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, anunciara en una rueda de prensa que la vivienda de la sospechosa estaba rodeada y su arresto se esperaba para las próximas horas.

El gobernante no dio a conocer la identidad de la mujer, pero dijo que había sido facilitada por los servicios de inteligencia estadounidenses, que la habían identificado gracias a la tarjeta SIM de un teléfono móvil hallado en el artefacto explosivo interceptado en el Reino Unido. Y es que el asesor para la lucha contra el terrorismo de la Casa Blanca, John Brennan, habló ayer con Saleh para ofrecer la ayuda de Washington en la lucha contra la red terrorista Al Qaeda, la red terrorista a la que apunta EEUU.

La secretaria de Seguridad Nacional de EEUU, Janet Napolitano, dijo ayer que este complot terrorista "tiene la marca de Al Qaeda". "Sabemos que los que los responsables de esto (...), que tiene la marca de Al Qaeda, están constantemente tratando probar nuestros sistemas", señaló en declaraciones a la cadena CNN. Napolitano apuntó a Al Qaeda en la Península Arábiga, un grupo terrorista afiliado a Al Qaeda, como los responsables del envío de los dos paquetes. Según explicó a CNN una fuente cercana a la investigación, los explosivos fueron empaquetados en unos cartuchos de tinta y fueron diseñados para ser detonados con un teléfono móvil. Yemen se ha convertido en uno de los focos de lucha de EEUU contra el terrorismo, después de que los últimos intentos de atentado estuvieran vinculados a esta célula de Al Qaeda.

El presidente, Barack Obama, afirmó en una breve comparecencia el viernes de madrugada que los paquetes sospechosos en ruta a Estados Unidos contenían material explosivo y la amenaza que representaban contra el pueblo estadounidense era "creíble". Las últimas 24 horas, indicó, ponen de relieve "la necesidad de permanecer vigilantes", explicó el presidente. Ayer Obama viajó a cuatro ciudades del país para participar en actos electorales de los comicios del próximo martes, entre ellas Chicago, destino de las bombas interceptadas.


  • 1