Local

Unos 40 diputados tendrán que renunciar a ingresos extra

La mayoría cobran dietas por sus cargos municipales o colaboraciones en libros o conferencias.

el 03 jul 2011 / 19:54 h.

TAGS:

La Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos, de 2005, creó la famosa pensión para los expresidentes de la Junta, que ahora se quiere eliminar, y las cesantías de los diputados. Pero también limitó sus posibilidades de recibir otros ingresos más allá del sueldo de la Cámara (unos 3.000 euros al mes más pluses). En virtud de esa ley, los parlamentarios que son también alcaldes (hoy hay una treintena en el hemiciclo) no pueden cobrar ambos sueldos, pero sí dietas o gastos de desplazamientos por asistir a los plenos y consejos de administración de las empresas municipales. En breve, unos 14 regidores y concejales también tendrán que renunciar a ello, según la propuesta anunciada por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en el Debate de la Comunidad y aprobada por el Parlamento con los votos de PSOE y PP y la abstención de IU.

 

No son los únicos. Alrededor de unos 40 diputados (tantos del PSOE como del PP) cobran ingresos extras más allá del sueldo del Parlamento, el Senado (Javier Arenas o José Antonio Viera cobran por la Cámara Alta nacional) o el Gobierno (el presidente y los consejeros). O al menos, así lo reflejan en su declaración de actividades publicada en la web del Parlamento , una obligación contraída también a raíz de la ley de 2005 y que deben actualizar cada vez que hay cambios en su actividad o patrimonio (no todos lo han hecho aún tras el 22-M, en el que muchos han entrado o salido de los ayuntamientos).

La mayoría son alcaldes populares como Esperanza Oña (Fuengirola), Antonio Ayllón (Armilla), Carlos Rojas (Motril), José Cara (La Mojonera), Carmen Crespo (Adra), Bartolomé Madrid (Añora), Ignacio Delgado (Vélez-Málaga) o Antonio Torres (Berja). No cobran un sueldo por ser alcaldes pero sí dietas, indemnizaciones o kilometraje por ir a los plenos municipales o a reuniones de empresas públicas u órganos colegiados que presiden como el Puerto de Motril, en el caso de Rojas, o Emvipsa de Vélez. Queda por ver si seguirán el ejemplo que Zoido ha anunciado en Sevilla.

También cobran este tipo de retribuciones ediles como los socialistas Manuel Carmona (Almodóvar) o Estrella Tomé (Torrox) y los populares Carolina González (Guillena), Aránzazu Martín (Almería), Rafaela Obrero (La Carlota), Amelia Palacios (La Carolina), Jaime Raynaud (Dos Hermanas) o Concepción Sacramento (Punta Umbría).

No obstante, en las filas socialistas, abundan más los casos de diputados que son funcionarios de carrera y perciben por ello los trienios o sexenios que les corresponden según su antigüedad, que a diferencia del sueldo sí se mantiene hasta ahora. La mayoría son profesores en situación de servicios especiales, como José Luis Blanco, Araceli Carrillo, Manuel Gracia, Elia Maldonado o Mariano Ruiz. También declaran estos ingresos dos consejeros de la Junta, el de Educación, Francisco Álvarez de la Chica y el de Turismo, Luciano Alonso. En las filas de IU, se encuentran en esta situación Pedro Vaquero -con trienios por su condición de funcionario de la Tesorería de la Seguridad Social- e Ignacio García, con sexenios como profesor.

El resto de ingresos complementarios corresponden a colaboraciones esporádicas en publicaciones o a conferencias y clases puntuales en la Universidad. Este es el caso de los socialistas José Caballos (que como profesor en servicios especiales también recibe sexenios), Pilar Navarro, Ángel Gallego y Miguel Ángel Vázquez o el popular Antonio Garrido. Este tipo de actividades deben ser autorizadas.

Otra fuente de remuneraciones son los consejos de administración de las cajas, también en concepto de dietas por asistencia. Según la última declaración de los diputados, cobra por este concepto la socialista Marisa Bustinduy, como miembro del de Unicaja, al que también pertenecía antes José Antonio Castro de IU (en su declaración sigue apareciendo). También cobraron Verónica Pérez (PSOE)en Cajasol y José Manuel Mariscal (IU) en Cajasur (tampoco han actualizado sus declaraciones).

El socialista José Muñoz declara ingresos por tener un 33% de participación en una empresa agrícola familiar. Miguel Ángel Ruiz (PP) no percibe asignación del Parlamento sino de su trabajo como profesor de un colegio en Málaga y Francisco Javier Oblaré (PP) se queda con su sueldo de vicepresidente de la Diputación de Málaga o Pedro Rodríguez con el de alcalde de Huelva (más alto que el del presidente de la Junta).

Lo que ninguno declara es recibir retribución por sus cargos orgánicos en sus partidos, que ni siquiera mencionan en su declaración, salvo Arenas, que indica su condición de presidente del PP-A. No especifica si cobra por ello como su compañera Cospedal en Génova, aunque él asegura que no. Sí precisa no recibir nada de su cargo en la FAES.

  • 1