Local

Unos 70 empleados municipales cobraron en 2009 más que un viceconsejero

Decenas de cargos y altos funcionarios rebasaron en 2009 la barrera de los 70.000 euros que fija ahora la Federación Española de Municipios y Provincias

el 18 ago 2010 / 19:36 h.

TAGS:

La crisis ha forzado un debate latente desde hace años: el desequilibrio existente en las plantillas de las administraciones locales y los salarios de los ayuntamientos. Tras varios intentos, como aplicar una reducción del gasto del 10% en los directivos o establecer como tope el salario del presidente de la Junta –81.145 euros antes del recorte de un 15%–, justo antes del verano se cerró un acuerdo: el tope salarial quedó establecido en 70.000 euros al año y se instó a que la cifra se rebaje hasta los 60.000 en los cargos no electos. Nadie puede cobrar más. Antes del tijeretazo, con un recorte máximo de un máximo del 15% en las nóminas, más de 70 cargos y empleados de la Corporación municipal rebasaban esta cantidad, según los datos recabados por este periódico. En 2009 cobraron más que un viceconsejero y en algunos casos las nóminas eran similares o incluso superiores a las de los consejeros de la Junta.


El límite se ha rebajado con el recorte, pero el desequilibrio sigue existiendo. Sus sueldos han bajado lo mismo que los de los máximos dirigentes de la Junta de Andalucía, un máximo de un 15%. Y eso excluyendo las remuneraciones exactas de los responsables de las empresas municipales y de los organismos autónomos, cuyas nóminas rebasan sensiblemente las más altas de la Corporación local, como ocurre en el caso de la dirección de la Gerencia municipal de Urbanismo o en las empresas municipales.

El desequilibrio no sólo se pone de manifiesto al comparar  estas nóminas con sueldos de otras administraciones, sino también al analizar las retribuciones del resto de trabajadores municipales, buena parte de ellos con nóminas de entre 25.000 y 40.000 euros al año, que además han sufrido una reducción de sus ingresos por el recorte del decreto del Gobierno central. Y sobre todo al comparar los sueldos de estos empleados y directivos con los de los cargos electos. Hasta este año, los concejales y el alcalde tenían una línea extraordinaria de ingresos a través de las dietas por asistencia a consejos de administración. Ahora, tras el reciente acuerdo de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, estos conceptos han desaparecido. Sin estos suplementos, el sueldo del alcalde durante 2009 quedó establecido en 65.748, una cifra que ahora se recorta en torno al 10%. Un centenar de cargos directivos y empleados quedan por encima de él en cuanto a las retribuciones, sin contar las empresas municipales y los organismos autónomos. En el caso de los concejales, con unos ingresos de 55.031 euros en 2009 –que se reducirán este año–, hay casi 300 personas en el Consistorio con ingresos superiores.


Antes de las reducciones –cuyos criterios de aplicación varían según los puestos– el secretario general y el interventor lideraban la clasificación salarial de la Corporación municipal –con más de 100.000 euros–. Le siguen un largo listado de altos cargos y empleados, tanto de la administración como de los servicios de Policía Local y Bomberos. Entre ellos, algunos coordinadores generales y directores generales, altos funcionarios e incluso determinados jefes de servicios de la Corporación.


La mayoría de estos cargos, al igual que los responsables de las empresas municipales y de los organismos autónomos, se podrían ver afectados por el acuerdo de la FAMP si éste se lleva a sus últimas consecuencias en 2011. Plantea la federación que ningún empleado cobre más de 60.000 euros anuales, incluyendo en esta cantidad los responsables de las empresas municipales. Los citados 80 directivos y empleados, así como los responsables de los organismos autónomos, de Tussam, Lipasam, Emvisesa y Emasesa podrían ver de nuevo recortados sus salarios.


De momento, al margen de esta directriz política, tanto el PP como PSOE e IU han aludido recientemente a la necesidad de una reestructuración de los sueldos del Ayuntamiento tras las próximas elecciones locales.

  • 1