Local

Unos 90.000 jóvenes podrán acceder a la compra o alquiler de VPO

Unos 90.000 jóvenes andaluces podrán acceder en los próximos cinco años a la compra y alquiler de viviendas protegidas, del total de 132.000 que recoge el Plan Concertado de Vivienda y Suelo, aprobado hoy por el Consejo de Gobierno, que prevé inversiones de más de 12.000 millones de euros.

el 15 sep 2009 / 06:51 h.

TAGS:

Unos 90.000 jóvenes andaluces podrán acceder en los próximos cinco años a la compra y alquiler de viviendas protegidas, del total de 132.000 que recoge el Plan Concertado de Vivienda y Suelo, aprobado hoy por el Consejo de Gobierno, que prevé inversiones de más de 12.000 millones de euros.

El Consejo de Gobierno ha dado visto bueno al Plan (2008-2012), que prevé la construcción de 132.000 pisos protegidos (92.400 para venta y 39.600 para alquiler) y la rehabilitación de otros 135.378.

Según la estimaciones facilitadas a EFE por la Consejería de Vivienda Ordenación del Territorio, los jóvenes (entre 18 a 35 años) dispondrán de al menos el 70 por ciento de estas viviendas protegidas, entre compra y alquiler, (unas 90.000) y se beneficiarán también de un mínimo de 50.000 actuaciones del programa de rehabilitación.

El titular de esta Consejería, Juan Espadas, ha explicado en rueda de prensa que cuatro de cada diez viviendas construidas en Andalucía tendrán algún tipo de protección al final de la legislatura.

El documento recoge tres grandes objetivos: promover el acceso a la vivienda protegida en compra y alquiler, asegurar la dotación de suelo urbanizado y avanzar en la rehabilitación del parque residencial.

En el primero de estos capítulos, la principal novedad es la incorporación de medidas para garantizar que el nivel de endeudamiento de las familias no supere un tercio de sus ingresos para la compra o una cuarta parte para las viviendas en alquiler.

Las ayudas previstas permitirán que en Andalucía sea posible adquirir una vivienda de calidad de 70 metros cuadrados desde 250 euros mensuales, mientras que la hipoteca más elevada para un inmueble similar apenas superará los 700 euros en los municipios más caros de Andalucía y en los supuestos de mayores niveles de renta (hasta 5,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, IPREM).

El objetivo general se dirige a asegurar que todas las familias con ingresos inferiores a 38.000 euros brutos anuales obtengan una solución a sus necesidades de vivienda.

Espadas destacó también como novedad la exigencia de destinar a las rentas más bajas al menos un 25% de las viviendas protegidas que se construyan en las reservas de suelo que deben realizar los ayuntamientos, medida que se aplicará en cada promoción, lo que permitirá integrar y evitar la separación por niveles de renta.

Se incrementa en un 30% las ayudas públicas para rehabilitación, mientras que en materia de suelo se unifican en un solo programa las ayudas a ayuntamientos para adquisición de suelos.

Respecto a los jóvenes, el plan incorporará una nueva ayuda adicional de 1.200 euros para gastos de adquisición e impulsará la figura de vivienda protegida en alquiler con opción a compra, que se podrá ejercer a partir del séptimo año.

El Plan -ha precisado- diferencia entre las de Régimen Especial, Precio General e Iniciativa Municipal y Autonómica. En la primera categoría, para familias con rentas de entre 1,5 y 2,5 veces el IPREM, el precio de un inmueble de 70 metros cuadrados oscilará entre los 79.590 y los 88.478 euros, con ayudas de entre 3.000 y los 9.000 euros para la entrada.

Respecto a Viviendas Protegidas de Precio General (de 90 metros cuadrados para rentas de 1,5 a 3,5 veces el IPREM), el plan incluye ayudas para la entrada de hasta los 5.000 euros. En este caso, los precios oscilan entre los 109.296 y los 125.525 euros.

Por su parte, las viviendas protegidas de Iniciativa Municipal y Autonómica (entre 3,5 y 5,5 veces el IPREM) contarán con ayudas de 1.200 euros. El precio de estos inmuebles oscila entre los 122.796 y 156.906 euros.

Para el alquiler, recoge 55.500 intervenciones, de las que 39.600 se dirigirán a nueva construcción, 5.000 a subvenciones para las Agencias de Fomento del Alquiler, 5.000 a ayudas para los inquilinos y 5.900 para los propietarios.

Los inquilinos con nivel de renta inferior a 2,5 veces el IPREM tendrán derecho a una ayuda del 40% de la renta anual satisfecha, con un tope de 2.880 euros/año, hasta los 48 meses.

Los propietarios de viviendas desocupadas podrán acceder a ayudas de hasta los 6.000 euros por el arrendamiento de las mismas, aunque también se incentivará a las personas que adquieran viviendas para destinarlas al alquiler.

En conservación, mantenimiento y rehabilitación, la Junta tiene previstas 135.000 intervenciones hasta diciembre de 2012 en viviendas de más de diez años. Las ayudas pueden alcanzar los 30.000 euros por inmueble, un 30% más que en la actualidad.

En cuanto a la transformación de infraviviendas, el plan incrementará la cuantía de los incentivos, que ahora pasan de un máximo de entre 22.500 y 23.000 euros a los 30.000 para propietarios de ingresos equivalentes al IPREM.

  • 1