Unos jóvenes de un instituto de La Rinconada triunfan con su escuela de baile

Empezaron el año pasado como en un juego, con 11 alumnos y ya rondan los 60.

el 19 oct 2010 / 18:58 h.

 

El 29 de octubre de 2009, cuando dicho sea de paso ya hacía furor el programa de televisión Fama, ¡a bailar!, cuatro jóvenes se reunieron en el gimnasio del instituto Miguel de Mañara, en el municipio de La Rinconada, para dar forma a su mayor sueño: querían formar una escuela de danza. Eran Gonzalo, Brenda, Ruth y Luz María, y decidieron empezar creando el grupo de baile Danzari Only Dance.

"En un principio queríamos que se llamara Teansari Dance, en homenaje al grupo de teatro del instituto, pero al final pensándolo mucho decidimos llamarnos Danzari", relata Gonzalo, que lleva el baile en la sangre y que ejerce como presidente del colectivo y profesor de funky. Sin embargo, cuando fueron a registrar el nombre se encontraron, muy a su pesar, que ya existía, así que alargaron la nominación y ahora son los componentes de Danzari Only Dance, o como a ellos les gusta llamarlo, de DOD. Lógicamente, como jóvenes que son, tienen su propio espacio en Tuenti y también se pueden encontrar vídeos suyos en Youtube.

"Empezamos con 11 alumnos y cuatro profesores y acabamos el curso con 58 alumnos y más de nueve profesores", señala con entusiasmo Brenda, la vicepresidenta e instructora de street jazz. Para este nuevo curso se muestran más ambiciosos y esperan formar una escuela de danza y cobrar una matrícula, aunque a precio irrisorio, unos cinco euros al mes. El único requisito que exigen es ser mayor de 11 años y por supuesto tener muchas ganas de bailar y pasarlo bien.

Las modalidades que ofrecen en esta edición son: contemporáneo, baile latino, hip hop, house, street jazz y funky. Este último es el que más éxito tiene entre los alumnos. El pasado 21 de septiembre hicieron un casting para buscar nuevo profesorado y se presentaron siete candidatos, de los que se iban a escoger dos. También van a becar a siete de los mejores alumnos, aquellos que más interés y fuerza hayan mostrado "para que no tengan que pagar nada este año", según señala Estefanía, profesora de contemporáneo que tiene a sus espaldas 10 años como gimnasta.

Cada día entrenan una o dos horas en el gimnasio del instituto o bien en el Centro Cultural de la Villa, según la disponibilidad que haya. Preparan así sus espectáculos para que todo quede perfecto en sus actuaciones. "Queremos formar grupos de 10 personas, en los que cada uno tenga su espacio y tiempo, así conseguiremos más calidad y obtendremos mejores resultados", añade Gonzalo.

En la pasada edición de los programas organizados por el Ayuntamiento de La Rinconada, Esprim y Circada realizaron varias flashmod que sorprendieron al público. Ya tienen previsto actuar el día 24 en otro programa, Afrícate, donde harán un baile típico del continente. También irán por los institutos del municipio para darse a conocer, e incluso por los de Sevilla.

Son jóvenes ilusionados, creativos y con muchos sueños. Es más, Gonzalo y Brenda quieren hacer del baile su profesión, su futuro "lo que nos dé de comer el día de mañana". Otros lo ven como una afición en la que conocer a gente, hacer deporte y divertirse. Pero como todas las artes requiere de un elemento importante: la disciplina. "La danza te da la disciplina del silencio, del respeto, del dar, del escuchar y del sentir", declara Ruth, formadora en baile latino.

Por eso animan a todos los jóvenes a bailar, porque como dice el presidente de DOD, "con ganas, sentimientos y paciencia cualquiera puede hacerlo".

  • 1