miércoles, 16 enero 2019
03:55
, última actualización
Local

La protesta de los taxistas contra el intrusismo provoca el caos en la ciudad

Más de 1.000 profesionales colapsaron el tráfico toda la mañana para exigir a la Junta que tome medidas contra la competencia desleal. Fomento garantiza la «absoluta defensa» del sector

el 14 jul 2014 / 11:41 h.

TAGS:

taxis-protesta-sevillaUn millar de taxistas andaluces que protestaban contra el elevado intrusismo en su sector provocaron durante la mañana de ayer un enorme caos de tráfico en la capital sevillana. La marcha, que comenzó en Santa Justa y terminó en la avenida Diego Martínez Barrios, ante la consejería de Fomento y Vivienda, sembró el nerviosismo en cientos de conductores y obligó a buscar itinerarios paralelos para intentar salir cuanto antes del descomunal atasco de tráfico. Los taxistas se quejaban de los «reiterados incumplimientos» de la Junta de Andalucía en el sector, según denunció la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT), Miguel Ruano. Una vez que la cabecera de la protesta llegó a la consejería, los conductores entregaron un escrito a la consejera del ramo, Elena Cortés, según anunció el presidente de dicha federación. Entre las protestas del colectivo destacan la implantación de las mototaxis en Sevilla, el «incumplimiento» de la disposición transitoria quinta sobre funciones del Consejo Andaluz del Taxi, la «patente ausencia» de medidas reales contra el intrusismo en el transporte, y el «fraude a la tesorería y la Agencia Tributaria que el transporte irregular igualmente comete», precisó Ruano. Igualmente, los manifestantes denunciaron el incumplimiento por parte de la consejería de sus promesas sobre legislación de tarifas interurbanas diferenciadas y específicas para aquellas poblaciones y áreas de influencia que por sus especiales características lo requieran. Por todo ello, Ruano lamentó «la continua persecución sancionadora y afán recaudatorio de la Junta contra el taxi andaluz». La FAAT también quiso puntualizar que la protesta se desarrolló «sin ningún tipo de incidente» y que una vez finalizada se despejó la vía pública «rápidamente». La respuesta. Al término de la protesta, la Consejería de Fomento y Vivienda quiso garantizar «la absoluta defensa y apoyo al sector del taxi» en todos los ámbitos de competencia de la Dirección General de Movilidad, según informó a través de un comunicado. Así, el director general de Movilidad, José Luis Ordóñez, recordó la previsión de que el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publique este mes la aprobación y constitución del Consejo Andaluz del Taxi, así como la orden que delimita las circunstancias en que puede aumentar el número de plazas autorizadas en los vehículos, «dando respuesta así a demandas del sector», puntualizó Ordóñez. En la nota, el Gobierno autonómico también quiso recordar que estas previsiones fueron trasladadas el 11 de julio a Miguel Ruano durante un encuentro que mantuvieron con el colectivo. En dicho encuentro, según la versión de Ordóñez, la Junta estudió «pormenorizadamente» las peticiones de los taxistas y se dio una respuesta «a cada una de ellas». Es más, la Junta precisó que «se aclaró, en cada caso, las responsabilidades de cada administración y departamento». En el caso de los puntos que atañen a la Consejería de Fomento y Vivienda, además de darles a conocer la próxima constitución del Consejo Andaluz del Taxi, el director general de Movilidad también les aseguró que la normativa para evitar el tránsito de vehículos piratas «se encuentra en tramitación». Asimismo, expresó su «compromiso contra este tipo de prácticas ilegales que tanto daño producen al sector del taxi ya que al no ser profesionales prestan un servicio muy deficiente» En el caso de la petición de prohibir las mototaxis en Sevilla, Ordóñez señaló que la competencia del transporte urbano es municipal y «debe ser el Ayuntamiento el que actúe». Por último, en cuanto a la prohibición de aplicaciones como UBER, Ordóñez trasladó la «alerta» de la consejería ante la aparición de este tipo de plataformas «en las que los servicios son prestados por particulares sin autorización», finalizó el director general.

  • 1