Local

Unos ojos atentos que 'ven' bajo el agua

La búsqueda del cuerpo de Marta tiene desde ayer nuevos ojos para escudriñar el río. Son los de una sonda que emite imágenes del fondo del Guadalquivir en tres dimensiones y con las que se pretende analizar esa zona de sombra, hecha de ramajes, barro y forraje, que no se ve desde la superficie. El sondeo comenzó río arriba, en La Algaba. Foto: Foto: J.M.C.

el 15 sep 2009 / 23:02 h.

TAGS:

La búsqueda del cuerpo de Marta tiene desde ayer nuevos ojos para escudriñar el río. Son los de una sonda que emite imágenes del fondo del Guadalquivir en tres dimensiones y con las que se pretende analizar esa zona de sombra, hecha de ramajes, barro y forraje, que no se ve desde la superficie. El sondeo comenzó río arriba, en La Algaba.

Según informó ayer el jefe de la Brigada de la Policía Judicial en Sevilla, Manuel Piedrabuena, gracias a esta sonda se podrán detectar "posibles obstáculos de vegetación submarina o embarcaciones hundidas en las que haya podido quedar atrapado el cuerpo de la muchacha". El rastreo del lecho del río comenzó a unos 500 metros del lugar donde, afirma Miguel Carcaño, tiraron a Marta, es decir, en término municipal de La Algaba. La sonda, que va integrada en un barco, recorrerá todo el río en días sucesivos en busca de una pista. Ayer no hubo suerte.

Tampoco se encontró nada en los 10 colectores de Emasesa que rastrearon los GEAS de la Guardia Civil. Estas tuberías por las que se evacuan las aguas residuales y fluviales se llenaron de agua por las fuertes lluvias que se produjeron en los días posteriores a la desaparición de la niña, así que no se descartaba que pudiera haber quedado allí al bajar el nivel de las aguas. Los guardias analizaron todas estas tuberías -algunas, de varios kilómetros-, pero sin resultado. El siguiente paso ahora es "revisar todos los motores de riego, balsas y afluentes del río de Camas a Sanlúcar", explicó Guillermo Alonso, portavoz de la IV Zona de la Benemérita.

Hoy se incorporan a la búsqueda cuatro perros holandeses acostumbrados a buscar cuerpos en los canales de su país, que se sumarán a los 11 animales especializados de la Policía española.

  • 1