Local

Unos padres de Espartinas piden una investigación tras escaparse su hijo del colegio

Han remitido escritos al Ayuntamiento, colegio, Junta y Defensor  del Pueblo y no descartan ir a los tribunales después de que el niño, de tres años abandonase el colegio sin que ningún responsable se cerciorase de ello.   

el 18 oct 2009 / 12:51 h.

TAGS:

Unos padres de la localidad sevillana de Espartinas han remitido  sendos escritos al Defensor del Pueblo andaluz, a la Delegación  Provincial de Educación, al Ayuntamiento del municipio y al CEIP  Maestra Natalia Albanes para que se abra un expediente informativo y  de investigación en este centro educativo que ayude a esclarecer las  causas por las cuales su hijo de tres años de edad abandonó el  colegio en horario escolar sin que ningún responsable educativo se  cerciorara de ello.  

En el escrito remitido por los padres, al que ha tenido acceso  Europa Press, éstos relatan que el pasado día 30 de septiembre se  produjo una "grave" situación "de desamparo, desatención, guardia y  tutela" de un alumno menor de edad del CEIP Maestra Natalia Albanes,  el cual se había inscrito recientemente a los servicios del comedor  del propio centro educativo.  

En este sentido, indica que el día anteriormente referido, y una  vez concluidas las clases a las 13,45 horas, su hijo debió ser  recogido al igual que el resto para ir al comedor concertado,  precisando que el monitor "debe dirigirse a la clase para conducir a  todos los alumnos" al comedor. No obstante, aseguran que su hijo "se  presentó a las 14,40 horas en el domicilio familiar sin ninguna  persona que lo acompañara, lo que les causó "gran preocupación e  inquietud, ya que recorrió entre 500 y 600 metros".  

Al hilo de ello, agregan que, desde las 13,45 y hasta la hora en  que el menor apareció en el domicilio familiar, "no se tiene  constancia cierta de dónde estuvo, encontrándose en una situación de  indefensión y abandono absoluto", y aseveran que el riesgo al que  estuvo expuesto "es altísimo", ya que, entre otros aspectos, "debe  cruzar al menos tres veces la carretera para poder llegar a casa".  Así, ponen de manifiesto que su hijo "estuvo expuesto a toda una  serie de amenazas y riesgos, todo ello de forma injustificada e  innecesaria y sin que su ausencia fuera advertida en ningún momento".  

De igual modo, explican que, tras estos hechos, fueron al colegio  para aclarar la situación, pero tanto el profesorado como la empresa  responsable del catering del comedor "expusieron sus argumentos y  lanzaron la responsabilidad en el tejado ajeno", e indican que se han  mantenido dos reuniones tanto con el CEIP como con la empresa, la  cual "ha asumido parte de la responsabilidad pero señala también al  colegio como responsable".  

Por todo ello, aseveran que la puerta del comedor "está siempre  abierta", por lo que se preguntan "cómo se controla entonces la  presencia de los alumnos y la ausencia justificada de los mismos", al  tiempo que plantean otras cuestiones, como por ejemplo qué ratio de  monitores existe para el comedor según las edades y cursos de los  alumnos; cómo se controla el número de alumnos desde la clase hasta  el comedor; por qué ya no hay un guardia de seguridad a la entrada  del colegio; qué medidas se van a adoptar para prevenir este tipo de  situaciones, y, por último, de quién es la responsabilidad principal  y subsidiaria.

Así, y ante la "extrema" gravedad de lo sucedido, solicitan a la  Delegación Provincial de Educación, al Ayuntamiento y al colegio que  abran un expediente informativo y de investigación tanto en el centro  como en la empresa del catering del comedor para esclarecer los  hechos y depurar responsabilidades, mientras que al Defensor del  Pueblo andaluz, José Chamizo, le piden que admita a trámite la queja  y promueva la oportuna investigación. Además, y en función de la  respuesta que reciban, no descartan adoptar otras medidas, como por  ejemplo acudir a los tribunales de Justicia.

  • 1