martes, 13 noviembre 2018
21:31
, última actualización
Local

UPA-A eleva a 78 millones de euros las pérdidas en el sector agrario y ganadero

Las provincias más afectadas en estos momentos son Almería, Sevilla,  Córdoba y Málaga que están viendo mermadas sus producciones.

el 14 feb 2012 / 13:50 h.

TAGS:

El secretario general de UPA-A, Agustín Rodríguez, ha valorado este martes los daños que están ocasionando las heladas y la sequía que está produciendo consecuencias "nefastas" de forma generalizada para todo el sector agrario y ganadero en las distintas provincias andaluzas, de manera que ha cifrado en 78 millones de euros las pérdidas por las heladas y la escasez de lluvias tanto en la agricultura como en la ganadería.

Según explicó Agustín Rodríguez, "esta situación de extrema sequía acompañada de temperaturas bajo cero desde hace más de diez días está afectando principalmente a cultivos, y a la ganadería extensiva y semiextensiva por la ausencia de pastos".

En una nota, UPA-A precisa que las provincias más afectadas en estos momentos debido a estas adversidades climatológicas son Almería (hortícolas), Sevilla y Córdoba (hortícolas y naranjas) y Málaga (aguacate y mango), en las que se estima que se han perdido 78 millones de euros en producción en dichas provincias.

La organización agraria lamenta que este temporal de frío "está afectando de forma considerable a los diferentes sectores de nuestra geografía.

Apunta que en el caso de hortícolas de invierno, es uno de los sectores que más daño presenta, de manera que cultivos como el haba de verdeo, brócoli, coliflor, alcachofa, zanahoria, puerros y muchas otras hortalizas de hoja, como la lechuga, registran "pérdidas que rondan el 90 por ciento, suponiendo unos 29 millones de euros a los agricultores".

En zonas del interior de Andalucía, los cítricos, también están presentando graves afecciones provocadas por las "intensas heladas", como son daños en la vegetación y quemaduras propiciadas por el intenso frío, "helando el fruto haciéndolo inservible para su consumo en fresco". En ese caso, se estima un 20 por ciento de daños, unos 23 millones de euros en estos cultivos en variedades como navelate, clementinas y satsuma.

En cuanto al cultivo de la frambuesa, que presenta pérdidas de nueve millones de euros, la provincia de Huelva es la más afectada, sobre todo en los municipios de Bonares, Almonte y Rociana.

En ese cultivo, las temperaturas de dos grados han provocado "mermas de hasta un 50 por ciento", mientras que en las zonas de frutales con hueso como el melocotón, la nectarina o la ciruela, las heladas "han provocado daños en el 60 por ciento de la floración final, además de un importante retraso vegetativo en los cultivos".

CULTIVOS SUBTROPICALES Y HERBACEOS

En los cultivos tropicales y subtropicales, rondan las pérdidas en torno a los siete millones de euros. UPA-A apunta que estos cultivos, ubicados principalmente en el litoral malagueño y granadino han presentado "deterioros importantes", afectando al cultivo del aguacate en un 30 por ciento y el mango en un 20 por ciento, ya que "se han encontrado en zonas como Vélez o Antequera a -5 grados, valores de temperatura muy bajos para las condiciones de estos cultivos".

Otro de los sectores con importantes daños provocados por la sequía son los cultivos herbáceos, que están viendo que la situación de ausencias de lluvias, sumado a las intensas heladas, "han provocado quemaduras en las plantaciones y se estipulan pérdidas que rondan el 40 por ciento en la Comunidad".

SITUACION DE LA GANADERIA

En cuanto a la ganadería, UPA-A precisa que "no sólo la sequía está causando graves estragos en el sector, ya que el ganado en régimen extensivo y semiextensivo como el ovino y el caprino y vacuno de carne, no disponen de pastos para alimentarse", lo que ocasiona que los ganaderos "tengan que aportar alimentos concentrados en su explotación". Estos aportes están suponiendo "un encarecimiento de los costes de producción que alcanzan el 20-30 por ciento".

Por último, la organización agraria advierte de que la fresa, la patata temprana, el espárrago o la remolacha, "están viéndose seriamente afectados por las bajas temperaturas, ya que esto le impide el desarrollo normal del cultivo, ocasionándoles importantes daños vegetativos que dará lugar a cuantiosas pérdidas económicas, por retraso en la recolección".

El secretario general de UPA-A precisó que de los 78 millones que se estiman en pérdidas en el sector, "sólo 30 millones de euros será cubiertos por los seguros agrarios", por eso insta a que "estos seguros agrarios sean revisados y que potencien las coberturas en caso de catástrofes climatológicas, que causan año tras año graves pérdidas económicas a los agricultores y ganaderos de Andalucía".

Rodríguez cree que "los seguros agrarios deben dar coberturas reales garantizando un presupuesto suficiente frente a situaciones como la que estamos viviendo en la actualidad".

  • 1