domingo, 21 abril 2019
23:06
, última actualización
Local

UPyD se hace sitio en Sevilla

11.204 votos. El resultado de las elecciones europeas en Sevilla ha marcado un punto de inflexión para UPyD, el partido que fundió Rosa Díez. Con escasos recursos humanos y económicos, sus dirigentes se esfuerzan por darse a conocer en los barrios, por generar una estructura en los distritos y por diseñar un programa electoral. El objetivo: las municipales de 2011.

el 16 sep 2009 / 08:17 h.

TAGS:

11.204 votos. El resultado de las elecciones europeas en Sevilla ha marcado un punto de inflexión para UPyD, el partido que fundió Rosa Díez. Con escasos recursos humanos y económicos, sus dirigentes se esfuerzan por darse a conocer en los barrios, por generar una estructura en los distritos y por diseñar un programa electoral. El objetivo: las municipales de 2011.

Con dos años de vida, UPyD está aún muy lejos de las complejas estructuras y maquinarias políticas. Su sede es una pequeña oficina en el edificio Sevilla 2, con los colores del partido -rosa por todas partes- y el cartel con el que la formación concurrió por primera vez a las elecciones: el DNI con el rostro de Rosa Díez. Sus dirigentes son aún rostros prácticamente desconocidos. En la mayor parte de los casos sin experiencia política. Jorge Mozo, coordinador local, es estudiante y empresario; Salvador Parody, responsable de política municipal es estudiante y desempleado; y Antonio Postigo, el coordinador provincial, es profesor de Instituto. Sólo Armando Flores, responsable de estrategia y programa, comparte su pasado con la líder del partido: proviene de las filas socialistas.

"La mayoría de nuestros afiliados o simpatizantes no han tenido afiliación previa. Sólo tienen un elevado nivel de inquietud por la situación política e interés por cambiarla", explica Antonio Postigo. Aunque no hay cifras, los cuatro dirigentes coinciden a la hora de analizar la situación actual del partido: cada vez hay más interesados en participar. Y, en la mayor parte de los casos, se repite una pregunta: ¿Sois de izquierdas o de derechas? "Nosotros somos revolucionarios. No estamos con los maniqueísmo de izquierdas y derechas. Pretendemos superar esa dicotomía. Coger lo bueno de un lado y lo bueno del otro. Por eso somos progresistas", relata Armando Flores.

Los cuatro principales dirigentes del partido y sus afiliados y simpatizantes se enfrentan ahora a dos grandes retos. Por un lado, trasladar un programa eminentemente estatal, cuya base es la reforma de la Constitución al ámbito local. De momento, sólo están definidos algunos principios: limitar los mandatos de los alcaldes a dos, fomentar que las grandes obras locales se las queden las pymes y que las elecciones de los alcaldes sean directas. A partir de ahí, hay que estudiar cada caso. "Ya nos hemos posicionado en cuestiones como la SE-35 o la biblioteca del Prado. Y ya estamos trabajando en nuestro programa electoral", explica Jorge Mozo, uno de los coordinadores de un estudio por distritos que realiza UPyD para evaluar el nivel de cumplimiento del programa electoral.

El segundo gran reto es la definición de una estructura. A todos los niveles. Los estatutos con los que se fundó UPyD son muy básicos. Un marco de trabajo que debía concretarse en dos años. Será a partir del mes de noviembre. Empezarán los congresos para trazar una línea de trabajo de partido no tan centrada en Rosa Díaz.

Esta reestructuración, unida a los resultados de las europeas que empiezan a acercar el partido a los cargos, ha generado los primeros problemas internos. Expedientes de expulsión incluidos. "Ocurre en cualquier organización. Hay muchos afiliados y hay que filtrar y estudiar la situación de aquellas personas que no cumplen los objetivos de la formación", explican sus dirigentes. En España ha habido 14 expedientados, en Sevilla 5. Los afectados denunciaron una estructura de partido personalista en torno a Díez y sin margen de maniobra para los militantes.

A esta situación se unen los problemas con nuevas afiliaciones. Lo describe Antonio Postigo: "Hay gente que se está oliendo que puede haber cargos y vienen. Pero tenemos que sólo habrá listas en los municipios en los que confíemos realmente en las posibilidades de nuestra candidatura". La capital será una de ellas. Upyd confía en llegar al 5% que da opción a un acta de concejal. En los últimos comicios fueron la tercera fuerza, pero las estructuras del resto de partidos no se activaron del todo, y formaciones como IU tienen una base de votantes que sí responderá en en 2011.

La estructura de UPyD en los distritos es aún escasa. Hay cuatro -Centro, Sevilla Este, Macarena y Norte- organizados y con presencia en redes vecinales y asambleas de distritos. En el resto aún se está tanteando a la gente para crear una estructura, al igual que en muchos municipios de la provincias -en los principales ya hay una organización-.

"Estamos seguros de que vamos a estar en Plaza Nueva" responden una y otra vez. Habrá una cuestión clave para lograr ese propósito: los posibles pactos. UPyD no quiere ese debate: "No nos preocupa. No vamos a traicionar la idea del partido por un cargo".

  • 1