Local

UPyD se queda sola en la Cámara en su petición de ilegalizar Amaiur

El partido de Díez frustra el pacto para la disolución de ETA acordado por todos los grupos parlamentarios.

el 21 feb 2012 / 22:00 h.

TAGS:

A lo largo del día de ayer todos los grupos parlamentarios presentes en el Congreso pactaron un texto "para exigir a ETA su disolución definitiva e incondicional". Sin embargo y por paradójico que parezca esos mismos grupos votaron en contra de este mismo texto. El motivo: tumbar una moción de Unión Progreso y Democracia (UPyD) que aunque lo aceptó íntegramente, añadió en su moción pedir al Gobierno que comience los trámites para instar la ilegalización de Amaiur ante el Tribunal Supremo.

Así, el resultado de la votación dejó sola a la formación de Rosa Díez ya que sólo fue respaldada por sus cinco diputados, mientras que hubo 326 votos en contra de todos los grupos del Congreso. No ha habido ninguna abstención.

La portavoz de UPyD había aceptado la enmienda pactada por PP, PSOE, CiU, IU, PNV, CC, UPN y Foro Asturias. Pero la ha incorporado íntegra a su moción, que insta al Gobierno a iniciar los trámites para ilegalizar Amaiur y Bildu porque entiende que hay "inidicios suficientes" para hacerlo.

De hecho, desde la sentencia del Tribunal Constitucional de mayo de 2011 que anuló la ilegalización de Bildu, cree que se han producido las suficientes "pruebas" que demuestran que Bildu y Amaiur son la continuidad de partidos ilegalizados por formar parte del entorno de ETA. Así lo anunció en la tribuna del Congreso la parlamentaria vasca en respuesta a la enmienda presentada.

La iniciativa pactada por la mayoría de la cámara, insta al Gobierno a mantener el diálogo con los gobiernos vasco y navarro y con "las fuerzas democráticas" para "exigir a ETA su disolución definitiva e incondicional". Además, reclama "reforzar el compromiso con las víctimas del terrorismo" e instar al Gobierno "a velar por el cumplimiento estricto de la ley".

Por su parte, el portavoz de Amaiur, Xavier Mikel Errekondo, criticó tanto la moción de UPyD como la enmienda consensuada por la mayoría de las fuerzas parlamentarias. Un texto que ha calificado de "fraude" y que "está muy lejos de poder ser considerada una hoja de ruta para avanzar hacia una resolución integral del conflicto político vasco".

En opinión de Errekondo, la enmienda, además de ahondar en el esquema de "vencedores y vencidos", de "vender humo y sacar del apuro al PP", es también "excluyente" pues no se ha contado para su elaboración con la coalición abertzale.

  • 1