Local

Urbanismo enviará a las delegaciones el coste de los informes que pidan para evitar abusos

La Gerencia emitirá facturas ‘sombra’ para que otros departamentos no se excedan al reclamar servicios

el 21 nov 2012 / 21:36 h.

TAGS:

El concejal de Urbanismo, Maximiliano Vílchez.

Que la Gerencia de Urbanismo está en "números rojos" ya no es un secreto. De hecho, el propio delegado, Maximiliano Vílchez, lo reconoció no hace muchas semanas tras aprobar la subida de las tasas urbanísticas. Por eso en sus nuevos estatutos se prevé el cobro de "retribuciones" por los servicios que le solicite el Ayuntamiento y "por las encomiendas de gestión o encargos" que le confiera. Según fuentes municipales, no cobrará, pero sí informará del coste, es decir, que se emitirán facturas informativas o en la sombra. Una manera más de persuadir a las distintas delegaciones municipales para que no abusen a la hora de pedir informes y proyectos a Urbanismo.

Según las fuentes consultadas, es una forma de fomentar la "eficacia interna para conocer los rendimientos productivos de las delegaciones", ya que "no se va a facturar a las delegaciones que soliciten un servicio, sino que se les mandará a efectos internos la factura para contabilizar los trabajos extraordinarios que la Gerencia de Urbanismo pueda hacer a otras delegaciones".

Lo cierto es que el volumen de trabajo de la Gerencia aumenta, mientras su plantilla se recorta y los ingresos bajan ante el parón de la construcción. De hecho, el cambio de los estatutos de la Gerencia está motivado por la asunción de nuevas competencias, en concreto, la resolución de las licencias de actividades, hasta ahora dependiente de la delegación de Medio Ambiente, tanto si se solicitan solas o conjuntamente con la de obras. Y es que el nuevo proyecto municipal tiene como objetivo unificar los trámites para lograr los permisos de obras y actividades gracias a la declaración responsable que en un 90% de los casos ha sustituido a la tradicional licencia. Eso sí, dicha simplificación de los trámites no supondrá una reducción de tasas.

Ese cambio, además, supondrá la reorganización del personal de Medio Ambiente y Urbanismo, que asumirá más personal y que tendrá que reforzar las tareas de inspección puesto que las licencias de obras y actividades se controlarán a posteriori, tras la mera presentación de la documentación y la declaración responsable por parte del promotor del negocio.

Además, el nuevo estatuto de la Gerencia prevé nuevas competencias en el deslinde de vías pecuarias y en la calificación de VPO, ambas modificaciones son obligaciones por ley; al tiempo que da nuevas funciones al gerente. En concreto, el otorgamiento de licencias de ocupación de la vía pública de instalaciones como veladores, parasoles, licencias de venta ambulante, licencia de rodaje de películas, programas de televisión, anuncios... así como la resolución de procedimientos sobre concesiones administrativas de quioscos no delegados a la comisión ejecutiva y que no tengan por objeto la convocatoria, aprobación o adjudicación de licitaciones públicas de este tipo de concesiones, según reza en el borrador que Urbanismo tramita y que deberá pasar de forma provisional por el Pleno municipal, someterse a información pública por un mínimo de 30 días para presentar de reclamaciones o sugerencias, resolver estas alegaciones y aprobarlo definitivamente por el Pleno.

Que la Gerencia de Urbanismo está en "números rojos" ya no es un secreto. De hecho, el propio delegado, Maximiliano Vílchez, lo reconoció no hace muchas semanas tras aprobar la subida de las tasas urbanísticas. Por eso en sus nuevos estatutos se prevé el cobro de "retribuciones" por los servicios que le solicite el Ayuntamiento y "por las encomiendas de gestión o encargos" que le confiera. Según fuentes municipales, no cobrará, pero sí informará del coste, es decir, que se emitirán facturas informativas o en la sombra. Una manera más de persuadir a las distintas delegaciones municipales para que no abusen a la hora de pedir informes y proyectos a Urbanismo.

Según las fuentes consultadas, es una forma de fomentar la "eficacia interna para conocer los rendimientos productivos de las delegaciones", ya que "no se va a facturar a las delegaciones que soliciten un servicio, sino que se les mandará a efectos internos la factura para contabilizar los trabajos extraordinarios que la Gerencia de Urbanismo pueda hacer a otras delegaciones".

Lo cierto es que el volumen de trabajo de la Gerencia aumenta, mientras su plantilla se recorta y los ingresos bajan ante el parón de la construcción. De hecho, el cambio de los estatutos de la Gerencia está motivado por la asunción de nuevas competencias, en concreto, la resolución de las licencias de actividades, hasta ahora dependiente de la delegación de Medio Ambiente, tanto si se solicitan solas o conjuntamente con la de obras. Y es que el nuevo proyecto municipal tiene como objetivo unificar los trámites para lograr los permisos de obras y actividades gracias a la declaración responsable que en un 90% de los casos ha sustituido a la tradicional licencia. Eso sí, dicha simplificación de los trámites no supondrá una reducción de tasas.

Ese cambio, además, supondrá la reorganización del personal de Medio Ambiente y Urbanismo, que asumirá más personal y que tendrá que reforzar las tareas de inspección puesto que las licencias de obras y actividades se controlarán a posteriori, tras la mera presentación de la documentación y la declaración responsable por parte del promotor del negocio.

Además, el nuevo estatuto de la Gerencia prevé nuevas competencias en el deslinde de vías pecuarias y en la calificación de VPO, ambas modificaciones son obligaciones por ley; al tiempo que da nuevas funciones al gerente. En concreto, el otorgamiento de licencias de ocupación de la vía pública de instalaciones como veladores, parasoles, licencias de venta ambulante, licencia de rodaje de películas, programas de televisión, anuncios... así como la resolución de procedimientos sobre concesiones administrativas de quioscos no delegados a la comisión ejecutiva y que no tengan por objeto la convocatoria, aprobación o adjudicación de licitaciones públicas de este tipo de concesiones, según reza en el borrador que Urbanismo tramita y que deberá pasar de forma provisional por el Pleno municipal, someterse a información pública por un mínimo de 30 días para presentar de reclamaciones o sugerencias, resolver estas alegaciones y aprobarlo definitivamente por el Pleno.

  • 1