jueves, 13 diciembre 2018
17:11
, última actualización
Local

Urbanismo estimó tras las alertas policiales y vecinales que siete carteles garantizan la seguridad en la calle Betis

El concejal de Triana dice que los vecinos y la oposición se quedaron “muy tranquilos” con la medida y descarta actuar en el pretil.

el 05 nov 2014 / 14:47 h.

TAGS:

Polaca_Betis_RSA_03El concejal de Triana, Curro Pérez, defendió hoy la actuación municipal en la calle Betis, asegurando que se tomaron las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los viandantes después de que vecinos de la zona y la Policía Local denunciara la peligrosidad del poyete por su escasa altura, desde donde cayó mortalmente la estudiante polaca Sylwia Rajchel el pasado fin de semana. Según explicó el delegado del distrito, fue la Gerencia de urbanismo la que tras los informes policiales en los que se alertaba de riesgos de posibles caídas en este paseo decidió colocar siete carteles avisando de la altura del pretil, en lugar de los dos que hasta entonces había en la zona. “Decidió que esto era la medida a adoptar y me parece correcto. ¿Qué es suficiente o no? Es opinable”, declaró Pérez aseverando en todo momento que esta actuación dejó conformes a todos los miembros de la junta municipal de Distrito. “Los miembros de la junta, instituciones, entidades y vecinos se quedaron muy tranquilos y nadie dijo nada”, explicó el delegado. Cabe recordar que en este órgano están presente los partidos de la oposición que ayer pidieron a este concejal que asumiera responsabilidades. Calle_BetisPreguntados sobre si después de la muerte de la joven Erasmus el pasado domingo el Consistorio se plantea adoptar alguna medida de protección, el delegado de Triana lo descartó por el momento, alegando que la seguridad en esta zona es “correcta”, que la muerte de la estudiante polaca es “solo un desgraciado accidente” y que no le consta que existan informes demandando que se adopten nuevas acciones. “Todo nos lo podemos plantear pero no hay que adoptar medidas en caliente. Ese poyete lleva ahí muchos años y este Gobierno es el que más medidas ha tomado”. Cuestionado sobre si enviará a los técnicos municipales a revisar el paseo, Pérez fue tajante: “No he enviado a nadie a hacer ningún informe porque yo no soy nadie para enviar a nadie. Todo el mundo trabaja en sus competencias. A veces pasan accidentes que hacen replantearse las cosas. Dejen que ese proceso suceda con normalidad pero yo como político no soy nadie para decir que un sitio debe tener A, B o C”. Por último, con respeto a porqué el Ayuntamiento no pidió permisos al resto de administraciones implicadas para subir el poyete, el concejal indicó que como la actuación finalmente adoptada era poner siete carteles a 30 metros de distancia cada uno, no era necesario pedir licencias al Estado, la Junta y el Puerto.  

  • 1