Local

Licitada una auditoría para aclarar si el sobrecoste de las Setas deriva de errores de Jürgen Mayer

En 2013 se anunciaba un procedimiento para determinar si procedía o no exigir al arquitecto indemnizaciones y responsabilidades.

el 28 ene 2015 / 10:31 h.

TAGS:

Obra de las Setas de la Encarnación, en una imagen de octubre de 2010. / Javier Cuesta Obra de las Setas de la Encarnación, en una imagen de octubre de 2010. / Javier Cuesta La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha licitado un contrato presupuestado con 72.600 euros y destinado a la redacción de un informe de auditoría técnico-económica sobre el modificado número dos del proyecto de renovación urbana de la plaza de la Encarnación y su entorno, proyecto conocido como Metropol Parasol. La idea es esclarecer y determinar si los incrementos de coste experimentados en la estructura de madera y las instalaciones de seguridad derivan de "errores y/o deficiencias del proyecto básico" elaborado por el arquitecto Jürgen Mayer. Ya en febrero de 2013, recordémoslo, la Gerencia de Urbanismo anunciaba que había iniciado un procedimiento para determinar si procedía o no exigir al arquitecto Jürgen Mayer, autor del diseño del conocido complejo urbanístico, bautizado popularmente como las Setas a cuenta de sus gigantescos parasoles fungiformes, indemnizaciones y responsabilidades ante el "importante desfase" presupuestario experimentado por el proyecto, señalando los "defectos o errores del proyecto" diseñado por el arquitecto teutón. Esta auditoría técnico-económica, según la documentación recogida por Europa Press, está destinada a determinar si el incremento del coste experimentado en los capítulos de estructura de madera e instalaciones de seguridad del proyecto Metropol-Parasol, gracias al cual el solar del antiguo mercado de abastos de la Encarnación fue transformado en un nuevo mercado con una plaza pública y una cripta arqueológica, todo ello cubierto por unos gigantescos parasoles fungiformes, fueron fruto de "errores o deficiencias en el proyecto básico que sirvió de base para la licitación". El proyecto en cuestión fue diseñado por el arquitecto alemán Jürgen Mayer y su ejecución fue encomendada a la constructora Sacyr. Las obras acabaron a mediados de 2011, después de que sus costes experimentasen un desvío presupuestario de más del 50 por ciento hasta una cifra superior a cien millones de euros, a cuenta de aspectos como la falta de previsión, según un dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía (CAA) emitido en su momento. "EVIDENCIAS" El Ayuntamiento señalaba, en ese sentido, la "evidencia" de que en uno de los capítulos, el dedicado a la estructura de madera que habría de cubrir los parasoles, se desarrolló una solución a nivel de proyecto de construcción, contenida previamente en el proyecto básico, que resultó "inviable técnicamente", ocasionando la aprobación de un modificado del proyecto por valor de 12.732.405 euros, cantidad que incrementó el coste del proyecto básico en más de un 20 por ciento. Asimismo, el proyecto fue objeto de otras modificaciones, relativas al capítulo de seguridad, que ocasionaron igualmente incrementos en el precio final. Así, el concejal delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Maximiliano Vílchez (PP), decía en su momento que parece "evidente" que en el proyecto básico y en el posterior proyecto de ejecución redactados por Jürgen Mayer existían "errores o deficiencias de diseño" relativos a la estructura y/o los materiales a emplear, de forma que "el proyecto original no era ejecutable tal como fue concebido". "De esos errores de diseño se ha derivado, de manera directa, un incremento de presupuesto que, como se ha señalado, sólo en la partida de madera asciende a 12,7 millones", subraya.  

  • 1