miércoles, 12 diciembre 2018
11:45
, última actualización
Local

Urbanismo multó con 6.000 euros a la Sureña por vender a menores

El Consistorio asegura que la cervecería sirvió alcohol a cinco jóvenes que no eran mayores de edad

el 05 mar 2012 / 21:03 h.

TAGS:

La Policía Local denunció la venta de alcohol a cinco menores dentro del establecimiento La Sureña en la plaza de la Encarnación, bajo las setas, el pasado 30 de diciembre y, por ello, la delegación de Urbanismo y Medio Ambiente que dirige Maximiliano Vílchez sancionó al bar con una multa de 6.000 euros, según explicaron ayer fuentes municipales. Además, por carecer de licencia, le sancionó con otros 3.000 euros. Precisamente por estas dos cuestiones, la falta de permiso para abrir y la venta de alcohol a menores, la Policía Local precintó el pasado sábado la cervecería del grupo Restalia.

 Sin embargo, el gerente del local, Antonio Moral, dijo ayer que no le consta la multa de 6.000 euros por vender alcohol a menores de 18 años y que la sanción de 3.000 euros por la falta de licencia la recurrirán. Según Moral, solicitaron el permiso en julio de 2011 y en septiembre abrió sus puertas porque "la reglamentación sobre las licencias dice que a los tres meses, si no hay respuesta, por el silencio administrativo, se entiende que la respuesta es a favor del solicitante".

No obstante, ayer el Ayuntamiento defendió que la licencia no se ha concedido aún porque "la documentación es insuficiente". "Se dará cuando cumplan todos los requisitos y esté la documentación", apostillaron las fuentes de Medio Ambiente, área municipal que anunció la reducción de los tiempos para la adquisición de una licencia de apertura nada más llegar el PP al Gobierno local para así fomentar la puesta en marcha de negocios y, por ende, la creación de empleo. De hecho, la nueva ordenanza municipal de actividades permite abrir negocios sólo con la solicitud, sin tener que esperar a la resolución de la misma aportando los informes técnicos correspondientes.

Moral, por su parte, lamentó que sea ahora, ocho meses después de pedir el permiso para abrir, cuando el Ayuntamiento le ha comunicado que hay "problemas técnicos en el proyecto".

El responsable de la cervecería añadió que sus técnicos consideran que todo está correcto en el proyecto, por lo que alegarán en contra de la decisión de Urbanismo y recurrirán la multa por la falta de licencia. No obstante, Moral sostuvo que no quiere que se demore la apertura y, por ello, se mostró dispuesto a hacer cambios "porque hay 20 trabajadores pendientes" de esa decisión y no quiere prolongar "la incertidumbre".

Según el Ayuntamiento, las denuncias de los vecinos por el ruido causado por los clientes de esta cervecería han sido reiteradas desde su apertura, de ahí que la Policía Local haya inspeccionado el establecimiento en varias ocasiones. La última en febrero, una visita policial que se saldó con el precinto del local el pasado sábado por no tener licencia y por vender alcohol a menores.

El propio gerente confirmó que desde noviembre han recibido al menos "ocho o diez" visitas tras denuncias de algunos vecinos "por ruidos", si bien en las denuncias sólo se hacía constar la falta de licencia e incluso el establecimiento pasó con éxito una inspección sobre la extracción de humos. No se les mencionó la venta de alcohol a menores. De hecho, Moral defiende que tienen especial cuidado con este tema, que incluso han pedido el carnet de identidad a personas de 26 años y han retirado bebidas para evitar que acabe en las manos de menores de edad. "Lo controlamos mucho aunque alguno se te puede escapar", añadió el gerente de la cervecería que tiene como reclamo del cubo de cinco botellines de cerveza a tres euros.

La franquicia La Sureña ha experimentado una espectacular expansión en el último año, con cinco locales en la capital -en Los Remedios, Plaza de Armas, la Encarnación, la Buhaira y la Alameda- y otro en el centro comercial Airesur de Castilleja de la Cuesta.

  • 1