Local

Urbanismo plantea duplicar la tasa para la licencia de obras y crear dos nuevas

El Gobierno local alega que es una propuesta a “reconsiderar”, mientras la patronal de la construcción muestra su rechazo de plano

el 20 sep 2012 / 11:05 h.

TAGS:

La reforma de la normativa flexibiliza las exigencias de las ITE.

Es un borrador, pero lo cierto es que la intención del Gobierno municipal del PP es aprobar subidas de las tasas por licencias de obras que alcanzan el 100% y crear otras nuevas para recaudar. Dicho borrador de ordenanzas fiscales era el punto 37 del orden del día del consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo que se celebró el pasado miércoles, pero el PP lo retiró in extremis, según los socialistas por las "presiones" de la patronal de la construcción, que desconocía la intención del equipo de Juan Ignacio Zoido y que considera "impresentable" esta subida de impuestos.

El gerente de la Asociación Empresarial Sevillana de Constructores y Promotores de Obras, Gaesco, Juan Aguilera, afirmó que esta nueva subida de impuestos supone "la puntilla" para el sector de la construcción.

Lo cierto es que los números del borrador, que ahora el Gobierno local asegura que se retiró para "reconsiderar los diferentes apartados y replantearlos en toda su extensión", tiene unos números demoledores.

Las tasas para las licencias de obras sufrirían un aumento de entre el 25% y el 100%. La razón es que a partir de 2013 se usaría para su cálculo, en lugar del módulo base pactado con la patronal, el valor real de la obra por metro cuadrado. Según explicaron los concejales socialistas Antonio Muñoz y Susana López, para una obra en un espacio de 20 metros cuadrados, la licencia de obras pasaría a costar de 170 a 380 euros, un 120% más. Y es que ya no se utilizará el módulo pactado con la patronal que valora el metro cuadrado a 472,5 euros, llegando a considerarse con el borrador el coste real de hasta 1.000 euros.

En cuanto a las obras menores (las de menos de 24.000 euros), el precio de la licencia de obras para los trabajos de entre 12.000 y 24.000 euros sube un 69% (de 46,55 a 79 euros), mientras que la de las obras de menos de 12.000 euros serán un 58% más caras (de 37,25 a 59 euros). La instalación de cubas pasaría a costar, si se aprueba el borrador del equipo de Gobierno, de los actuales 55 euros al mes a 89 euros mensuales, un 65% más, mientras que se crearían dos nuevas tasas.

En primer lugar, la prórroga de la licencia ya no será gratis: el coste será el 5% del valor de la obra, con un mínimo de 120 euros.

En segundo lugar, se plantea una tasa por la inspección arqueológica que hasta ahora realizaba el Ayuntamiento sin coste para el propietario. En el borrador de las ordenanzas fiscales de Urbanismo se establece que dicha inspección costará entre 1.200 y 3.900 euros, algo que se justifica por el coste del servicio de los técnicos superiores. Todo esto, además de "una subida generalizada del 3% en todas las figuras tributarias de Urbanismo".

Ante estas subidas, el gerente de Gaesco mostró ayer su malestar y rechazo. Sobre todo por el "calado enorme, la repercusión", que tendrá en el maltrecho sector de la construcción y porque el equipo de Zoido no les informó de sus intenciones. "Me enteré en la tarde de ayer (por el miércoles), en el último momento", dijo, antes de la retirada del punto 37 del orden del día del consejo.

"Es la puntilla al sector porque las políticas de todas las administraciones se están cebando con la construcción", denunció Aguilera. El gerente defendió que si los precios de las viviendas están bajando, "los impuestos sobre ellas también tienen que bajar". A su juicio, tanto el Ayuntamiento (PP), como la Junta (PSOE-IU) como el Gobierno central (PP) "siguen considerando la vivienda como el elemento de captación de recursos más importantes y así es imposible que salgamos de la crisis". Es tal el malestar de la patronal tras la subida de la presión fiscal (IVA, actos jurídicos documentados...) que hoy ofrecerán una rueda de prensa para denunciar la situación.

El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, matizó ayer la información que difundió el PSOE sobre las modificaciones de las ordenanzas fiscales y dijo que tales subidas no son "reales" porque se trata de un borrador no aprobado. Eso sí, no desmintió su contenido.

"Lo que existe hasta ahora es un borrador que ni el PSOE ni nadie pueda dar por válido". "El punto 37 se retiró antes de que comenzara la sesión y se notificó en tiempo y forma". "En el propio consejo se explicó que se retiraba para reconsiderar los diferentes apartados y replantearlos en toda su extensión", explicó Vílchez, quien acusó al PSOE de "mentir y querer confundir a los sevillanos", de crear "alarma social".

Contra la promesa electoral y contra el sector

El programa electoral con el que Juan Ignacio Zoido ganó las elecciones promete la bajada de impuestos, pero sus intenciones son otras, como refleja el borrador de las ordenanzas fiscales de 2013. Así lo denunció ayer el PSOE, quien criticó el "desmesurado afán recaudatorio".

Los concejales Antonio Muñoz y Susana López exigieron ayer al Gobierno local que retire definitivamente el proyecto de ordenanzas fiscales que figuraba en el orden del día de la última sesión del consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo porque supone "un golpe a la actividad económica y especialmente al sector de la construcción".
"¿Esto es congelación fiscal, esto es contribuir a la reactivación económica?", alertó Muñoz tras arremeter contra el "grave incumplimiento del programa electoral de Zoido, que anunciaba incluso bajadas de impuestos en este mandato".

Para el socialista, esta subida de tasas e impuestos se debe al plan de ajuste aprobado por el Gobierno municipal, que se traduce en "más impuestos, despidos de trabajadores municipales y recortes". No en vano, Muñoz recordó que la Gerencia de Urbanismo ya aprobó tasas nuevas, como la del certificado de reagrupación familiar para los inmigrantes y la nueva tasa de la Inspección Técnica de Edificación, ITE. "Estas subidas propuestas son un freno claro a la recuperación del sector de la construcción", apostilló.

De hecho, la crisis se ha cebado con este sector. En cinco años se han perdido más de 300.000 empleos en la construcción en la región y 20.000 empresas vinculadas a él han desaparecido, según la patronal andaluza, que cifra en 3.000 millones los recortes en infraestructuras, de uno u otro gobierno.

Mientras, y ante el borrador de ordenanzas fiscales, el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, sólo apuntó que pensaban quela del PSOE era una estrategia "de confrontación continua propia del verano y que pasaría una vez terminara agosto, pero nos tememos que no es así", subrayó sin explicar cuánto está dispuesto a rebajar la subida de la presión fiscal planteada en dicho borrador.

  • 1