Local

Urbanismo rescata el túnel del Prado y plantea un aparcamiento bajo los jardines

Hace sólo una semana, el alcalde difundió un documento en el que descartaba la construcción de un paso subterráneo en el Prado. El portavoz del Gobierno, Emilio Carrillo, rescató el proyecto y aludió a la opción de que se lleve a cabo el nuevo aparcamiento bajo los Jardines.

el 15 sep 2009 / 06:00 h.

TAGS:

Hace sólo una semana, el alcalde difundió un documento en el que descartaba la construcción de un paso subterráneo en el Prado. El portavoz del Gobierno, Emilio Carrillo, rescató el proyecto y aludió a la opción de que se lleve a cabo el nuevo aparcamiento bajo los Jardines.

El Consistorio sigue abriendo incógnitas sobre el futuro del Prado. La primera fase, que incluye el rescate del edificio de Moneo, convertido en un bloque de oficinas, y una gran estación intermodal, se plantea como una actuación inminente.

Pero a medio plazo hay dos proyectos en el aire que pueden derivar en que el Ayuntamiento tenga que levantar los jardines o en que uno de los cruces con más afluencia de tráfico de la ciudad esté cortado durante varios meses. El portavoz del Gobierno local, Emilio Carrillo, dio ayer un giro a estos proyectos: anunció que sigue en pie la iniciativa de ejecutar un paso subterráneo y confirmó que se baraja ubicar un parking subterráneo bajo el parque.

"El soterramiento del tráfico rodado en el entorno del Prado de San Sebastián se ha descartado por motivos técnicos debido a su incompatibilidad con el arroyo del Tagarete". Esta contundente afirmación aparece en el informe de balance anual del mandato difundido por el alcalde hace una semana. Ésta era la postura difundida oficialmente por el Gobierno local. Pero Carrillo la modificó: "Nosotros seguimos trabajando en el diseño del paso subterráneo. Tenemos dos opciones, que se haga entre la superficie de la vía y el cauce del río o que se ejecute entre la línea del Metro y el Tagarete. El problema que tiene está segunda opción es la pronunciada pendiente que tendrán que soportar los coches. Las dos opciones están abiertas".

Esta afirmación tiene efectos sobre otro de los proyectos pendientes del equipo de Gobierno. Ya en el Plan General de Ordenación Urbanística se recogía el proyecto de construir un gran aparcamiento de unas mil plazas en el entorno de la Glorieta del Cid. Esta iniciativa se ha parado y se ha aplazado -ha pasado de ser una prioridad a quedar a la espera de que arranque el proyecto del edificio de Moneo-.

El Ayuntamiento trata de escoger entre las dos opciones que están sobre la mesa y que fueron ayer desarrolladas por el delegado de Urbanismo: "Tenemos la posibilidad de que se realice en la acera más próxima a la universidad, peatonalizando este área o que se lleve a cabo bajo la zona ajardinada".

Esta segunda opción es la que estaba considerada como la prioritaria por responsables del equipo de Gobierno debido a las dificultades de cortar el tráfico durante varios meses en unos de los ejes de la circulación de la ciudad. El problema es que esta posibilidad puede conllevar que el Ayuntamiento tenga que levantar los jardines del Prado.

Sería un caso similar al del Parque de los Perdigones en la Barqueta que puede derivar en fuertes protestas vecinales, debido al simbolismo de esta zona verde de la ciudad. El único proyecto ya cerrado para este área, la biblioteca de Zaha Hadid, ha sido incluso denunciada ante los tribunales.

"No tenemos necesariamente que levantar los jardines. Se puede aprovechar la infraestructura del paso subterráneo para habilitar el aparcamiento debajo del parque", matizó a este periódico el delegado de Urbanismo. Pese a sus palabras, díficilmente la construcción de un gran parking con más de 1.000 plazas debajo del parque no tendrá incidencia alguna en la zona verde.

Pero al margen de estos proyectos, la zona del Prado debe afrontar otro reto. La línea 1 del Metro atraviesa el área desde San Bernardo en dirección Centro. Y el trazado de la línea 3, que se encuentra en estos momentos en fase de redacción del proyecto, debe atravesar la ronda histórica.

Los técnicos de Urbanismo, según explicó Carrillo, revisan las posibilidades para resolver esta coincidencia entre los dos trazados. "Nuestro planteamiento es que se tracen los dos túneles a una misma altura, de forma que se conforme un encuentro entre los dos frente a los Juzgados", apuntó el portavoz del Gobierno local.

Pese a esto, las paradas se ubicarán en los lugares previstos. La estación de la línea 1 se situará en el intercambiador de transportes del Prado, mientras que la 3 se detendrá aproximadamente frente a los juzgados. Carrillo anunció que este tramo se unirá con el intercambiador del Prado a través de un paso inferior que funcionará como una galería.

Toda esta transformación, que tiene aún muchos flecos por cerrar y numerosas diferencias que resolver entre los responsables de distintas áreas municipales -principalmente Urbanismo y Movilidad, cuyas posturas no coinciden en el diseño de la zona- debe enfrentarse además al reto de los plazos.

La primera fase, que abarca el intercambiador y el nuevo edificio de Moneo con su correspondiente aparcamiento subterráneo, deberá estar en marcha en unos meses. La segunda, que incluirá la polémica operación que tendrá una incidencia en los jardines del Prado, así como el posible paso subterráneo no se barajan para este mandato.

  • 1