Local

Uribe creará una zona para canjear 45 rehenes de las FARC por 500 rebeldes

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, quisó dejar de ser el malo de la negociación para liberar a los rehenes de las FARC. Uribe creará una zona de encuentro para cerrar el canje humanitario: 45 secuestrados por 500 guerrilleros presos.

el 14 sep 2009 / 21:13 h.

TAGS:

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, quisó dejar de ser el malo de la negociación para liberar a los rehenes de las FARC. Uribe creará una zona de encuentro para cerrar el canje humanitario: 45 secuestrados por 500 guerrilleros presos. Además, fijó un fondo de 68 millones de euros para recompensar a los que liberen rehenes.

Tras el fracasado intento de mediación del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con las FARC, Bogotá abrió esta vía alternativa con la aceptación de crear una zona de encuentro. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe accedió a esta zona, de unos 150 kilómetros, en cualquier área rural del país, sin policías o militares que haya que retirar y, a ser posible, sin población civil.

Una propuesta similar hecha por parte de los llamados países amigos -España, Francia y Suiza-, recordó Uribe, ya la aceptó el Gobierno colombiano en 2005, pero las FARC la rechazaron con el argumento de que no les había llegado o que se había hecho pública previamente. La aceptación por Uribe de la propuesta formulada por parte de la Conferencia Episcopal Colombiana y la Comisión Nacional de Conciliación, se conoció sólo un día después de que el presidente, en otro discurso, rechazase la creación de una zona de despeje que implicase la desmilitarización de una parte del territorio nacional, situada en los municipios de Pradera y Florida, al suroeste del país.

Uribe precisó unos puntos que implican que el alto comisionado de Paz, Luís Carlos Restrepo, y la Iglesia busquen la manera de contactar con las FARC y encontrar esa zona, en la que, precisó el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, se limitaría a 30 días el proceso de negociación.

También se reclamó la presencia de observadores internacionales y que los dirigentes de la guerrilla no deberían estar armados, para buscar la liberación de todos los secuestrados, no solo de los 45 considerados "canjeables", entre ellos la ex candidata presidencial de nacional franco-colombiana Ingrid Betancourt. Por último, Uribe anunció la creación de un fondo especial de 68 millones de euros para pagar a los guerrilleros que entreguen rehenes a las autoridades.

Prudencia. La Federación Internacional de Comités de apoyo a Ingrid Betancourt calificó de "gesto que esperamos positivo" la decisión de Uribe de aceptar una zona de encuentro para definir un acuerdo. Sin embargo, expresó prudencia al apuntar que "la experiencia de los últimos años muestra que las propuestas unilaterales sin discusiones previas han sido usadas a veces por el poder colombiano como un medio eficaz para cerrar puertas más que para abrirlas".

Mientras tanto, las FARC informaron de que han enviado más pruebas de vida de sus rehenes para ser entregadas por el canciller de la guerrilla colombiana, Rodrigo Granda. La presidenta del Comité Humanitario del departamento del Huila, Deyanira Ortiz, dijo que se encontró esta semana en Bogotá con una fuente que le informó que las pruebas estaban en camino y serán entregadas por Granda. Esta información también le llegó a otros familiares de los secuestrados.

  • 1