Local

Urkullu admite que para ganarse a la UE hay que respetar al TC

Para ser respetado en Europa, primero hay que ser respetuoso con lo que dictamine el Alto Tribunal español. Así lo aseguró el líder del PNV, en referencia a la decisión que debe tomar el Constitucional sobre la consulta impulsada por Ibarretxe.

el 15 sep 2009 / 10:21 h.

TAGS:

Para ser respetado en Europa, primero hay que ser respetuoso con lo que dictamine el Alto Tribunal español. Así lo aseguró el líder del PNV, en referencia a la decisión que debe tomar el Constitucional sobre la consulta impulsada por Ibarretxe.

El presidente del PNV, Íñigo Urkullu, indicó ayer que si el Tribunal Constitucional prohíbe la celebración de la consulta sus promotores buscarán "ganar legitimación en Europa" pero para ello matizó que primero hay que respetar, "aunque no nos gusten, la reglas de juego que tenemos en el Estado español".

Urkullu hizo estas afirmaciones en una entrevista con Efe en la que también se refirió a la polémica con EA, su socio en el Gobierno vasco, en torno a la consulta y calificó de "gesto a la galería" la pretensión del PP vasco de convocar una manifestación de apoyo al Tren de Alta Velocidad. Asimismo, habló de la necesidad de que se produzca un "movimiento" en el colectivo de presos etarras.

Respecto a la consulta, subrayó que el PNV va a ser "respetuoso" y "acatará" la decisión que adopte al respecto el Constitucional, pero no fue tan optimista como el lehendakari, -quien ha afirmado que no contempla otra respuesta que no sea la de que ésta se pueda celebrar-, ya que opinó que el TC es un "tribunal de parte" y "está politizado". "Por lo tanto, las sospechas de por dónde pueda venir la sentencia del TC no son las más favorables", explicó Urkullu.

Ante un pronunciamiento negativo, Urkullu indicó que su partido no va a "cejar en el empeño", pero puntualizó que la respuesta será "absolutamente responsable".

Así, marcó dos líneas a seguir: buscar los "resquicios" que se pueda para "ganar legitimación en Europa" y "hacer pedagogía social" contra la "manipulación" para explicar que en las preguntas de la consulta "no se plantean la independencia ni la secesión", sino el "abordaje del final de la violencia" y que "los partidos se sienten en torno a una mesa para alcanzar un acuerdo político".

Polémica con EA. Respecto a las divergencias con EA -que insistió en que la consulta se debe celebrar a pesar de una prohibición del Constitucional-, Urkullu negó que él haya generado alguna polémica y explicó que su partido se limita a mantener la "actitud sensata" que le corresponde a una formación que está en el gobierno y que "forma parte de un sistema".

Preguntado por la propuesta del presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, de reunirse con él y el PSE-EE para convocar una manifestación de apoyo al TAV, ha opinado que se trata de un "gesto de cara a la galería" y afirmó que el PP tiene "mucha responsabilidad" en no haber abordado antes la construcción de esta infraestructura.

  • 1