viernes, 15 febrero 2019
20:13
, última actualización
Deportes

Uruguay quiere "divertirse con seriedad" con Forlán de estrella

La selección de fútbol de Uruguay, con Diego Forlán como estrella, regresa a un Mundial, tras su ausencia en Alemania 2006, con el objetivo de "divertirse" de manera "seria" y avanzar "hasta donde las fuerzas y el juego permitan", según destacó su técnico, Oscar Washington Tabárez.

el 09 jun 2010 / 11:25 h.

FICHA TÉCNICA

Entrenador: Óscar Tabárez

Capitán: Diego Lugano (30 años, Fenerbahce)

Palmarés:Campeón de la Copa Mundial de FIFA: 1930 y 1950

Campeón de la Copa América: 1916, 1917, 1920, 1923, 1924, 1926, 1935, 1942, 1956, 1959, 1967, 1983, 1987 y 1995

Medalla de Oro en los JJOO: 1924 y 1928

 

Las eliminatorias "son un poco perversas" y el Mundial "es la fiesta de quienes logran pasarlas. Así lo vemos y así se lo inculcamos a la plantilla", dijo el experimentado entrenador.

Por ello "intentaremos disfrutar cada instante y divertirnos, pero con seriedad, trabajando duro y muy concentrados".

Tabárez es el único entrenador uruguayo que llevó en dos ocasiones al equipo nacional a un Mundial. La primera vez fue en la Copa del Mundo de Italia 1990.

Algunas de las experiencias de aquella primera participación fueron consideradas negativas por el entrenador, entre ellas una larga gira previa de varios partidos de ensayo con los futbolistas alejados de sus familias.

Ahora los "celestes", que casi en su totalidad juegan en equipos del exterior, trabajaron dos semanas en Montevideo, en un clima distendido, jugaron un solo partido de ensayo (con victoria por 4-1 frente a Israel) y viajaron a Sudáfrica solo una semana antes del debut frente a Francia el 11 de junio.

Tabárez admitió que sus dirigidos fueron "irregulares" durante las eliminatorias sudamericanas, en las que ocuparon el quinto puesto final y necesitaron de una repesca frente a Costa Rica para ganar el boleto mundialista.

Sin embargo, "entre los méritos que tuvieron los futbolistas, uno fue levantarse de situaciones difíciles", destacó.

El técnico no oculta su alegría por la recuperación del "cerebro" del equipo, Ignacio González, del Valencia español, que se perdió buena parte de las eliminatorias por problemas físicos.

El hábil futbolista se recuperó físicamente, jugó los últimos meses como cedido en el fútbol griego, parece haber recobrado la confianza y su aporte se considera clave para las aspiraciones de Uruguay en el Mundial.

Como segunda opción para la creación del juego, el entrenador echó mano del juvenil Nicolás Lodeiro, 20 años, que supo administrar la presión de jugar la fase final de las eliminatorias y respondió a su confianza.

La firmeza defensiva, temperamento y voz de mando del capitán Diego Lugano, la regularidad del centrocampista "todoterreno" Diego Pérez y los goles de Diego Forlán (8) y Abreu (7) fueron las notas más destacadas en el camino mundialista de una selección uruguaya que tuvo muchos altibajos.

Tanto el entrenador como la plantilla coinciden en que buena parte de la suerte de Uruguay en el Mundial estará en juego en el debut frente a la selección francesa, subcampeona en 2006.

Una victoria "nos dejaría muy bien parados" para los partidos frente a Sudáfrica y México, los otros rivales del Grupo A, destacó Forlán, máxima figura de la plantilla.

El entrenador utilizó sistemas tácticos diferentes frente a exigencias distintas de los rivales, pero parece decantarse por el 3-4-1-2 al menos de cara al partido frente a los galos.

La alineación que terminó jugando las eliminatorias la integran Fernando Muslera (Lazio, ITA); Diego Lugano (Fenerbhace, TUR), Diego Godín (Villarreal, ESP), Andrés Scotti (Colo Colo, CHI); Maximiliano Pereira (Benfica, POR), Diego Pérez (Mónaco, FRA), Sebastián Eguren (Alk, SUE), Álvaro Pereira (Porto, POR), Nicolás Lodeiro (Ajax, HOL); Diego Forlán (Atlético de Madrid, ESP) y Luis Suárez (Ajax, HOL).

Sin embargo, según los últimos entrenamientos, Lodeiro dejará su lugar en el once a Ignacio González, y Eguren será sustituido por Walter Gargano (Nápoles, ITA).

Las primeras opciones de recambio pueden ser Martín Cáceres para la defensa, Egidio Arévalo Ríos para los centrocampistas "todo terreno", Nicolás Lodeiro para la creación y Sebastián Abreu para la ofensiva.

La delegación celeste eligió la ciudad de Kimberley, capital de la provincia de Cabo del Norte, para montar su cuartel general mundialista.

Uguruay ganó la primera Copa del Mundo en 1930, cuando fue anfitriona, y repitió en Brasil 1950.

A partir del cuarto puesto logrado en México 1970 la celeste, otrora animadora de todas las Copas del Mundo, se destiñó poco a poco.

  • 1