Local

Utrera alumbra su feria

Las ganas de fiesta que se notaban en el ambiente durante los días de preferia se hicieron palpables ayer cuando numerosas personas pisaron los adoquines y el albero del recinto ferial.

el 16 sep 2009 / 08:10 h.

TAGS:

Las ganas de fiesta que se notaban en el ambiente durante los días de preferia se hicieron palpables ayer cuando numerosas personas pisaron los adoquines y el albero del recinto ferial. Ello se vio motivado, igualmente, por la coincidencia del comienzo de la feria con el arranque del fin de semana. Utrera, por tanto, vive ya intensamente las jornadas de diversión y alegría que cada año se organizan en honor a la Virgen de Consolación, y que se prolongarán hasta el día 8, festividad de la patrona de la ciudad. Lleno en la feria y en la preferia, como se pudo ver en la cena para la tercera edad que organizó el Ayuntamiento de Utrera en la caseta municipal para abrir boca.

Después de mirar el reloj, y según manda la tradición, el alcalde, Francisco Jiménez (PA), pulsó el botón que accionó la iluminación de las más de 150.000 bombillas que dan color a las calles del recinto ferial. Y todo ello, a los sones del himno de Andalucía que, de forma altruista y desinteresada, interpretó la charanga Los Afrascorraos.

Guirnaldas de luces, arcos venecianos y una portada con 20.000 lámparas de bajo consumo reciben a todas las personas que llegan al real. Del mismo modo, los primeros que anoche llegaron hasta el real recibieron una copa de manzanilla.

"Hay pocas poblaciones de Andalucía que puedan presumir de tener una feria con tanta solera y tradición cono la nuestra y con un recinto ferial para quitarse el sombrero", celebró el alcalde, quien deseó a los vecinos que "disfruten junto a familiares, amigos y visitantes", al tiempo que les pidió "que hagan de embajadores de esta maravillosa feria". Y lo van a poder hacer a lo largo y ancho de las 12 hectáreas que integran el recinto ferial y las 116 casetas que pueblan sus calles. Éstas, por otro lado, lucen más limpias que nunca, al haber servicio de limpieza diaria en el real durante las 24 horas.

  • 1