Local

Utrera: cuna del toro clonado

Llega a una finca del municipio 'Got', el primer ejemplar resultante de un experimento único en el mundo.

el 19 abr 2011 / 17:46 h.

TAGS:

'Got' pastando ya en una finca de Utrera.

Con cierto reparo al principio, observando todo lo que le rodeaba, aunque poco a poco entrando en confianza: así fue la mañana del martes la llegada de Got (vaso en valenciano) hasta la finca El Toruño que la familia Guardiola tiene en Utrera. La presencia de este animal pasaría desapercibida si no fuera porque se trata del primer toro clonado en el mundo. Ya tiene 11 meses de vida y pesa unos 200 kilogramos.

Nació en una explotación de Melgar de Yuso (Palencia) y ahora llega a Utrera, para estar junto a su familia. Y es que es clon de un semental llamado Vasito, que vivió en El Toruño hasta su fallecimiento, siendo éste “el ejemplar más importante del encaste de Pedraja”, como destacó Vicente Torrent, director del equipo de la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria (VIVE) , que desarrolló este proyecto.

Dos caballistas con garrocha fueron los encargados de conducirlo junto a dos becerros, para que “se vaya acondicionando al nuevo lugar y, en cuestión de unos días, pasará a vivir junto al resto de la familia”, en palabras del ganadero Jaime Guardiola, responsable de la finca. La presencia de Got en Utrera supone “una fase más en el desarrollo de este importante proyecto, integrándose el toro en el lugar en el que debe encontrarse, como es esta magnífica ganadería”.

El nacimiento de este animal se produjo después de que un equipo compuesto por ocho veterinarios, un biólogo y ocho técnicos extrajeran un pequeño trozo de tejido de Vasito y, de él, una célula cuyo núcleo contenía la información genética. Entonces, a través de vacas que se usaron a modo de madres de alquiler, se extrajeron óvulos y se insertó en ellos el núcleo, con lo que empezó la reproducción de la propia célula hasta formar un embrión. En ese momento, fueron tres los embriones que se introdujeron en las vacas, aunque únicamente obtuvo un resultado favorable: el nacimiento y desarrollo de Got, que pesó al nacer 24,7 kilogramos y cuya gestación costó unos 28.000 euros.

El administrador de la finca, José Luis Díaz, explicó que, cuando cumpla los cuatro años, superará los 500 kilogramos. “Está siendo criado entre algodones, pero cuando tenga dos años debemos comprobar que se trata de un semental, como el padre, para que comience a procrear, ya que con esa intención se creó”, señaló. Con este proyecto, en palabras de Luis Guardiola, “se abre una puerta para poder darle continuidad a especies que se encuentran en peligro de extinción”.

Este toro que ahora pasta en los campos de Utrera forma ya parte de la historia reciente de la ciencia. Casualidad o no, Got vuelve a recordar la historia de Utrera, que siempre figura como una de las cunas del toro bravo.

  • 1