domingo, 17 febrero 2019
23:03
, última actualización

Utrera exige a Aguas del Huesna el arreglo de la Casa Surga

El consorcio adquirió el compromiso de restaurar este inmueble declarado BIC cuando se hizo con la gestión del servicio de abastecimiento de la ciudad.

el 21 may 2010 / 17:38 h.

La fachada de la Casa Surga está apuntalada.

Han pasado 10 años desde que Aguas del Huesna se hizo cargo de la gestión del servicio en Utrera. Sin embargo, uno de los proyectos que tiene la obligación de acometer sigue durmiendo en el cajón de alguna oficina: la rehabilitación de la Casa Surga, un inmueble construido en el tercer cuarto del siglo XVIII, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) como monumento histórico y catalogado con la categoría B en el Plan Especial del Conjunto Histórico de Utrera.

Este edificio, situado en la avenida María Auxiliadora, estaba llamado a ser la central del consorcio, quedando recogido en el propio contrato por el que se adjudicó la explotación del servicio de abastecimiento, que obligaba a la empresa a instalarse en Utrera. Por ello, el alcalde de la ciudad, Francisco Jiménez (PA), vuelve a reclamar que se acometa la obra, cuyo proyecto está elaborado y para el cual está reservada “desde hace tiempo” una partida presupuestaria de unos cuatro millones de euros.

En 1994 ya era noticia el compromiso de arreglar este edificio, que “se cae”, y que presenta un deterioro “continuo” y un estado “lamentable”, habiéndose perdido numerosas partes del recinto. De hecho, para evitar que la fachada se desplomara, hace ya varios años tuvo que ser apuntalada, de la misma forma en que se encuentra el resto del edificio. Dada esta situación, “la sensación mayoritaria y justificada es que Aguas del Huesna no está respondiendo a Utrera como se merece y como está comprometido”, teniendo en cuenta, además, que “nuestro municipio es la ciudad más grande de todas cuantas integran el consorcio”, en palabras del primer edil.

Sobre el proyecto, desde Aguas del Huesna señalan que, por ahora, no existe intención de llevar a cabo la obra, a pesar de que, cuando se planteó la restauración, se hablaba del traslado de sus 200 empleados.

El regidor recordó que el Ayuntamiento de Utrera “puede romper la relación con Aguas del Huesna, aunque debería anunciarlo con un año de antelación, por lo que no es algo fácil”. En cualquier caso, insistió en la “necesidad urgente e imperiosa” de llevar a cabo la restauración, un compromiso “ratificado por la Diputación de Sevilla, por el propio consorcio y por el pleno”.

La Casa Surga fue construida por Francisco Fernández de Abauza, según el estilo barroco, y está estructurada alrededor de un gran patio central porticado con arcos de medio punto sobre columnas, en torno al cual se ubican la dependencias principales en la planta baja. Se accede a la planta alta del inmueble a través de una escalera que parte del ángulo de dicho patio. Según recoge el decreto que describe al inmueble como BIC, es un edificio digno de protección “por el interesante trazado de su planta y por el patio con sus arcos y columnas, portada, puertas y el mirador”.

  • 1