Utrera, plató de cine de posguerra

La ciudad es escenario del rodaje de un documental con participación utrerana.

el 01 ago 2011 / 20:53 h.

Las cámaras, los cables y los focos han vuelvo a la ciudad de Utrera, que empieza a tener una relación cada vez más continuada con el séptimo arte. El municipio ha servido como plató natural en el que se han desarrollado varias jornadas de grabación que permitirán contemplar distintos rincones y enclaves de Utrera en un documental que llegará bajo el título Deportados. 1969.

La barriada Muñoz Grandes, el Arco de la Villa, la taberna Gómez Mier y las calles Rodrigo Caro, Bohórquez, Santa Ángela de la Cruz, Isaac Peral, Partera o Santiago Montoto han sido algunas de las localizaciones escogidas por la productora Técnica Audiovisual Digitsuit para enmarcar la historia de un grupo de 12 jóvenes sindicalistas que fueron detenidos, encarcelados y posteriormente deportados por el régimen franquista durante el estado de excepción decretado a comienzos del año 1969.

En cuanto a los motivos que han propiciado la elección de Utrera como lugar del rodaje, se encuentra la “facilidad que nos pone el Ayuntamiento de la ciudad, así como que el municipio conjuga aspectos más urbanos y otros que se asemejan al entorno rural, y que eran muy propicios para este rodaje”,  según comentó el productor del trabajo, José Carlos de Isla. A ello se une que uno de los miembros del equipo es utrerano, al tiempo que ya conocen los distintos rincones de la ciudad, tras haber producido previamente otros trabajos promocionales allí, como Me llamo Utrera, además del video sobre el V Centenario de la llegada de la Virgen de Consolación.

Por su parte, el director, Francisco Ortiz, no dudó en destacarla la “gran acogida” que han tenido por parte de los utreranos ya que, por ejemplo, “durante la grabación en la barriada Muñoz Grandes, llegó a concentrarse hasta más de un centenar de personas para ver el rodaje”. Así, agradeció el “trato humano” de los ciudadanos y pidió disculpas “por las molestias que hayamos podido ocasionar con el corte de calles o los ruidos”.

Durante los días de rodaje, además de los actores del reparto, el trabajo ha contado con la participación de los miembros de la compañía utrerana Guate Teatro. Además, algunos utreranos han participado como extras o figurantes durante la grabación. Por ejemplo, en la taberna Gómez Mier, en la que el propio dueño actuó como camarero.

De los 60 minutos de duración de este audiovisual, toda la parte de ficción ha tenido como marco a la ciudad de Utrera, salvo algunas escenas filmadas en Puerto Serrano (Cádiz). Junto a ello se incluirán documentos inéditos, imágenes de archivo, entrevistas con expertos y testimonios de los supervivientes, todo esto aderezado con un importante trabajo de grafismo e infografía.Basado en el libro La dictadura en la dictadura, de la Fundación Andaluza de Estudios Sindicales de CCOO, llegará a las pantallas un documental de memoria histórica que tendrá como eje la narración de los hechos que les suceden a los deportados, pero que servirá para hablar del contexto en el que tuvieron lugar los hechos. Canal Sur Televisión ya ha anunciado su intención de emitir este trabajo.

Deportados. 1969 se centra en el mes de enero de ese año cuando, “ante un panorama de protestas estudiantiles y sindicales, el régimen de Franco reaccionó declarando un estado de excepción que habría de durar varios meses y que habría de servir de excusa al régimen para reprimir a aquellos que le resultaban incómodos”, según explicó Digitsuit. En ese contexto tiene lugar “la historia de 12 obreros arrestados en mitad de la noche, encarcelados y deportados a pueblos remotos de la geografía andaluza con sólo una manta y la amenaza de cárcel si pensaban en volver”. Este documental narra la historia de estos jóvenes, centrándose en “sus vidas, sus motivaciones y sus experiencias entre los fríos muros de la cárcel y en su desheredada existencia en pueblos lejanos e inhóspitos”.

  • 1