Local

Vacunas contra la lengua azul en Cazalla de la Sierra

La vacunación contra la lengua azul, enfermedad que está afectando de forma virulenta a la cabaña ovina de la Sierra Norte -más de 15.000 cabezas muertas-, comenzó ayer en Cazalla de la Sierra, anunció el consejero de Agricultura y Pesca, Isaías Pérez Saldaña.

el 14 sep 2009 / 20:00 h.

TAGS:

La vacunación contra la lengua azul, enfermedad que está afectando de forma virulenta a la cabaña ovina de la Sierra Norte -más de 15.000 cabezas muertas-, comenzó ayer en Cazalla de la Sierra, anunció el consejero de Agricultura y Pesca, Isaías Pérez Saldaña.

Pérez Saldaña señaló que en estos momentos se está vacunando a prácticamente todo el sector ovino y sobre todo en las zonas interiores "donde atacó con mayor virulencia" la enfermedad ovina. Si bien, recordó que en el reparto en un principio se priorizaron las zonas no afectadas.

De este modo, según explicó el responsable de Agricultura ya se ha realizado la primera de las fases en el anillo circundante en Andalucía y dentro de la comunidad en las provincias en las que no estaban afectadas. Ayer se empezó a vacunar en aquellas explotaciones donde ha habido incidencias con respecto a esta enfermedad que aún sigue afectando al sector ovino de la producción en Andalucía, ya que a diferencia de otras regiones no se han dado caso en el bovino.

Por ello, hizo una llamada a los investigadores a desarrollar "cuanto antes" una vacuna para todos los serotipos de la lengua azul, que se aplique a pequeños y grandes rumiantes.

Un total de 600.000 dosis de vacunas contra la enfermedad han llegado a Andalucía desde el 29 de octubre. Los ganaderos andaluces declararon que las vacunas "llegan tarde", tras lo que exigieron que "no se pase página" ante esta crisis y se agilice el cobro de las ayudas por las reses afectadas por esta enfermedad.

La Sierra Norte es la comarca más perjudicada. El Ministerio de Agricultura ha anunciado que junto a las comunidades autónomas cofinanciarán al 50% una compensación de seis euros por animal fallecido, medida que costará 45 millones de euros.

  • 1