Valderas: “El gobierno tiene que gobernar y el adelanto electoral no está encima de la mesa”

Algunos socialistas dan por hecho que el relevo en la Junta se adelantará al otoño.

el 26 jun 2013 / 11:29 h.

El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, de Izquierda Unida, acaba de asegurar en los pasillos del Parlamento andaluz que la decisión del presidente José Antonio Griñán de anunciar que no repetirá como candidato en las próximas autonómicas no va a influir en el pacto de Gobierno ni en la gestión de la comunidad. Valderas subrayó que si bien será inevitable que ahora el PSOE afronte en clave interna el debate sucesorio, “el Gobierno tiene que gobernar”, recalcando la importancia de que este asunto político, que ha convulsionado la política andaluza y que además supone un maremoto en clave federal para el PSOE, no despiste al Gobierno de su tarea.”Nadie debemos despistarnos de lo que es servir a los andaluces”, ha dicho Valderas. “El adelanto electoral no está encima de la mesa”, dijo a los periodistas el vicepresidente de IU. La sucesión de Griñán se ha puesto en marcha por más que los socialistas insistan en que el presidente andaluz solo anunciara hoy, en el transcurso del Debate sobre el Estado de la Comunidad, que no repetirá como candidato en las próximas elecciones al hilo de una propuesta para que se limiten a dos los mandatos del presidente de la Junta. La maquinaria de la sucesión está en marcha y en las filas socialistas algunos dan por hecho que el presidente andaluz no agotará la legislatura y más bien se inclinan porque deje la presidencia tras el verano. Desde la actual dirección socialista ni lo confirman ni lo desmienten. El otoño sería clave y podría suponer el ascenso de la consejera de la Presidencia, Susana Díaz, que de momento se niega a hacer declaraciones. A su llegada al grupo parlamentario socialista, Griñán no ha atendido a los medios y se ha limitado a afirmar: “Estoy estupendamente”. Con esas dos únicas palabras el presidente ha esquivado el aluvión de cámaras y micrófonos que le aguardaban en el Hospital de las Cinco Llagas. El también secretario general del PSOE-A y presidente federal del partido ha provocado un tsunami interno con su anuncio, que para muchos ha sido inesperado por más que Griñán nunca ha ocultado cuando se le preguntaba si volvía a ser candidato que ya había cumplido los 67 años. Su propio cansancio y razones personales le podrían haber llevado a adelantar su posible marcha, aunque desde el Partido Popular y fuentes cercanas al caso de los ERE insisten en que la posible imputación del socialista por su relación con las ayudas durante su etapa como consejero de Hacienda también es una razón de peso. El Gobierno andaluz lo niega. El consejero de Justicia, Emilio De Llera, declaró en una entrevista en El Correo que están convencidos de que no hay ningún indicio ni posibilidad de que imputen a Griñán. En el PSOE algunos defienden que Griñán se mueve más bien en clave federal y que con su anuncio previsto a lo largo de la mañana quiere lanzar un mensaje de renovación y cambio que los más críticos con Alfredo Pérez Rubalcaba consideran que es imprescindible. Tras el anuncio de retirada de Griñán, todos miran ahora al líder federal.

  • 1