Local

Valderas y Gordillo minimizan sus disputas por la expulsión de los alcaldes del Parlamento

El alcalde de Marinaleda mantiene que irá a los tribunales y el líder de IU que la postura de su formación es clara por la incompatibilidad, pero defienden sus discrepancias como ejemplo de la "izquierda plural".

el 28 sep 2011 / 19:06 h.

TAGS:

"¿Discrepancias Juan Manuel y yo? Llevamos cuatro años juntos en el Parlamento y se pueden contar con los dedos de las manos las veces que hemos tenido discrepancias? Así trató de zanjar ayer el coordinador regional de IU, Diego Valderas, con el diputado y alcalde de Marinaleda Juan Manuel Sánchez Gordillo sentado a su lado, la disputa que en los últimos días han mantenido a través de los medios de comunicación a cuentas del rechazo de Gordillo a la expulsión de los alcaldes del Parlamento andaluz, apoyada por IU. Ni uno ni otro cambiaron de posición. Sánchez Gordillo está dispuesto a recurrir la medida ante los tribunales -ha encargado un informe jurídico al bufete de Manuel Clavero Arévalo- y Valderas defiende que los estatutos de IU ya recogen esa incompatibilidad y que la postura de su formación es "clara más allá del verso suelto de Juan Manuel que no supone ningún problema".

 

Era la primera vez que comparecían juntos desde que el primero echara un pulso a la dirección regional y el segundo le advirtiera de que el enemigo debe ser el PSOE y el PP y no tocaba debilitarse internamente con estas trifulcas. Esperaban la pregunta y ambos la acogieron entre sonrisas que pretendían transmitir complicidad y con un mensaje común: la grandeza de la coalición de izquierdas es su pluralidad.

Valderas se afanó en poner el foco en el rechazo frontal de los populares andaluces a sacar a sus 17 alcaldes de la Cámara, mientras sus compañeros de Galicia han aprobado que los regidores sean incluso inelegibles. "Este es un tema que no nos preocupa a nosotros, les debe de preocupar a otros, no sé por qué algunos se empeñan en poner el foco en IU", defendió el coordinador regional. Eso sí, insistió en que para IU la propuesta socialista "se queda corta" y su formación aspira a una "reforma electoral profunda". IU votó a favor de iniciar la tramitación de este cambio propuesto por el PSOE entre su paquete de medidas de regeneración democrática pero en el proceso insistirá en ir más allá para que el cargo de parlamentario sea incompatible con cualquier otro.

Sánchez Gordillo también se esforzó por mostrarse risueño. "Tengo una posición política distinta pero no estoy enfadado. Yo pienso que los alcaldes son necesarios en el Parlamento, que suman más que restan y si salen de la Cámara se pierde representatividad democrática", aseguró, para a continuar defender que su postura discordante demuestra que IU es "una izquierda plural". Eso sí, tiene claro que "si hay que recurrir (la reforma) se recurrirá".

Para tratar de diluir esas diferencias, Valderas puso en valor que por primera vez la CUT-BAI, sector liderado por Sánchez Gordillo, ha apoyado su candidatura para la Presidencia de la Junta en las próximas elecciones autonómicas donde, por cierto, garantizó listas paritarias, al igual que para el Congreso y el Senado, además de la incorporación de independientes, entre ellos miembros del 15-M. Eso sí, reconoció que un grupo parlamentario igualitario (actualmente sus seis diputados son hombres) dependerá del número de escaños que les den las urnas, con lo que eludió garantizar que haya cabezas de lista femeninas en algunas provincias. También condicionó a los resultados electorales un futuro pacto de gobierno el PSOE. "Alternativa con el PP cero pero continuismo con el PSOE también cero" destacó, y subrayó que sale "a ganar este partido, no a ser el tercero en discordia" por lo que "en las horas tan bajas que tiene el PSOE, yo haría la pregunta al revés, ¿apoyaría el PSOE a IU si logra 30 o 40 diputados?".

  • 1