Local

Valencia investiga 133 casos sospechosos de vacas locas desde 1996

El conseller valenciano de Sanidad, Manuel Cervera, anunció que, desde 1996 hasta ahora ha habido "133 casos sospechosos" de encefalopatía espongiforme en la Comunidad Valenciana de los que "76 se confirmaron", aunque "ninguno correspondió con la variante de Creutzfeldt-Jakob".

el 15 sep 2009 / 03:00 h.

TAGS:

El conseller valenciano de Sanidad, Manuel Cervera, anunció que, desde 1996 hasta ahora ha habido "133 casos sospechosos" de encefalopatía espongiforme en la Comunidad Valenciana de los que "76 se confirmaron", aunque "ninguno correspondió con la variante de las vacas locas de Creutzfeldt-Jakob".

Cervera, que inauguró hoy el X Congreso Nacional de la Asociación Española de Bancos de Tejidos, explicó que la Comunidad tiene desde 1996 "un sistema de vigilancia muy importante" en el que "se registran todos los casos sospechosos".

Respecto a esta enfermedad y a sus diferentes variantes, el Conseller aclaró que "existe una patología en general que es la encefalopatía --daño cerebral--" y se puede producir por "variantes de virus lentos distintas". Una de estas variantes es la Creutzfeldt-Jakob y una variante de ésta es la conocida popularmente como "el mal de las vacas locas". Explicó que de "encelopatías en general se producen muchos casos".

En este sentido, señaló que en el caso del fallecido de Torrevieja (Alicante), "se están estudiando todos los tejidos, pero como las técnicas de estudio de cultivos son muy lentas, habrá que esperar de tres a seis semanas para conocer el diagnóstico exacto".

TRANQUILIDAD

Cervera pidió "tranquilidad", ya que "hay un seguimiento exhaustivo" cada vez que aparece un "caso sospechoso" y recordó que en España sólo ha habido tres casos posibles de la variante de las vacas locas, "los dos más recientes en Castilla y León y uno en Madrid" y ahora "se está estudiando el de Torrevieja".

El conseller de Sanidad explicó que el periodo de incubación "es muy largo, ya que son virus lentos, pero recordó que desde la consellera de Agricultura, "se tomaron medidas hace ya mucho tiempo que hacen que haya una garantía de que la carne que estamos consumiendo tiene todas las garantías de salud".

Sin embargo no se puede asegurar que no vayan a surgir nuevos casos de personas que ingirieron carne contaminada hace ya muchos años, según el conseller que insistió en que "las cosas se están haciendo dentro del máximo orden, la máxima seriedad y el máximo registro para controlar cualquier tipo de incidencia".

  • 1