Local

Valencia y Murcia demandarán más agua del Ebro ante el Constitucional

Valencia y Murcia declararon la guerra del agua al Gobierno y su idea de minitrasvase a Barcelona. Sus presidentes amenazaron con llevar la medida ante el Tribunal Constitucional si Zapatero no recupera el derogado trasvase del Ebro. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 03:22 h.

TAGS:

Valencia y Murcia declararon la guerra del agua al Gobierno y su idea de minitrasvase a Barcelona. Sus presidentes, Francisco Camps y Ramón Luis Valcarcel, amenazaron con llevar la medida contra la sequía ante el Tribunal Constitucional si Zapatero no recupera el derogado trasvase del Ebro.

Ambos mandatarios autonómicos adelantaron que no promoverán ninguna movilización ciudadana en contra de la aportación hídrica del Ebro a Barcelona, pero que respaldarán y se pondrán a la cabeza de las que se convoquen contra la medida acordada por el Gobierno y la Generalitat catalana.

Valcárcel precisó que la idea de presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional no pretende poner obstáculos para que el agua llegue a Barcelona, sino reclamar en virtud del principio de igualdad que tienen derecho al mismo trato y a que el agua del Ebro llegue también a las comunidades valenciana y murciana.

De hecho, el presidente murciano señaló que "no vale con el parche para resolver la parte de un todo", y por ello, desde "la defensa de los intereses" de los habitantes de estas dos regiones, se exigió que la "solidaridad" mostrada a Cataluña en esta cuestión tenga "un doble sentido". "Exigimos el mismo trato", dijo.

Si no se vuelve a lo contenido en el anterior Plan Hidrológico Nacional sobre los trasvases se irá "al Tribunal Constitucional, porque con ello se quiebra el principio de igualdad recogido en la Constitución", adelantó Valcárcel, que añadió que los servicios jurídicos estudiarán la idoneidad del recurso para que prospere.

Otra iniciativa que acordaron Camps y Valcarcel -ambos dirigentes del PP- fue reclamar el uso de los derechos del agua adquiridos por los regantes del Ebro, así como la generación de bancos de agua para poder comprar en el mercado del agua este recurso y llevarlo a estas autonomías.

Acción unilateral. Camps lamentó, por su parte, que la legislatura nazca "trastocada" por la decisión "unilateral" de Zapatero de aprobar un trasvase del Ebro a Barcelona, y reivindicó que el Consejo de Ministros de hoy, que aprobará el decreto ley sobre la medida, acuerde igualmente la "recuperación total" del derogado trasvase incluido en el Plan Hidrológico Nacional del año 2000.

El presidente de la Generalitat Valenciana justificó la petición en que "no tiene sentido derogar un todo y recuperar una parte", y reivindicó la "fuerza moral" de ambos presidentes para exigir la totalidad del trasvase por el trabajo llevado a cabo en los últimos años y las inversiones hechas en la modernización de regadíos.

  • 1