Cultura

Valencia y Murcia se unen a Madrid y protegerán por ley los toros

Ya son tres las regiones del PP que declararán Bien de Interés Cultural (BIC) la fiesta nacional.

el 05 mar 2010 / 20:06 h.

Otras dos comunidades gobernadas por el PP, la valenciana y la de Murcia, se sumaron ayer a Madrid al iniciar los trámites para declarar los toros Bien de Interés Cultural (BIC), mientras el Gobierno se mostró "más partidario de la libre elección que de la imposición" en el debate sobre la prohibición de la lidia.

El Gobierno valenciano ha argumentado su decisión en el valor que tienen las corridas de toros como seña del pueblo valenciano y para evitar que se utilice "la fiesta nacional como un motivo más de rechazo de lo español".

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, anunció que esta declaración también se hará extensiva a los bous al carrer (festejo de toros en la calle), lo que supone que estas fiestas quedarán "protegidas".

Casi a la par que la Comunidad Valenciana, la de Murcia ha anunciado lo mismo. "La afición por la tauromaquia tiene en la región de Murcia uno de sus feudos más consolidados, como ponen cada año de manifiesto los numerosos festejos y encierros que se desarrollan en la Comunidad Autónoma", ha afirmado la portavoz del Ejecutivo murciano, María Pedro Reverte.

Ante estos movimientos, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reiteraba ayer que el Ejecutivo "siempre es más partidario de la libre elección que de la imposición" y que "respeta absolutamente" tanto la tramitación de la iniciativa planteada en el Parlamento de Cataluña para prohibir
las corridas como las de declarar los toros BIC.

También ha intervenido en este debate el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha dicho que defiende la fiesta de los toros no tanto por motivos culturales sino por sus implicaciones económicas y de creación de empleo, ya que en su comunidad pastan más de 100 ganaderías de reses bravas.

"Si alguien no lo entiende, que vaya a mi pueblo (Olivenza) este fin de semana y compruebe lo que mueve la fiesta de los toros en crecimiento, en riqueza y en mantenimiento del ecosistema de la dehesa", subraya.

En paralelo, al movimiento de Esperanza Aguirre en Madrid le ha seguido una cascada de declaraciones y de pormenores que amenazan con crispar aún más la política en aquella comunidad.

El líder del PSOE madrileño, Tomás Gómez, señaló que la declaración de los toros como BIC en esa comunidad es un intento de Esperanza Aguirre de "desviar la atención de los temas importantes", en tanto el portavoz del PSC, Miquel Iceta, la ha acusado de exhibir "gran oportunismo".

"Si en España la fiesta tiene una tradición tan larga, es chocante que haya tenido que esperar hasta ahora para declararla Bien de Interés Cultural", reflexiona Iceta.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, se ha unido a estas críticas al asegurar que a muchos ciudadanos de la región les gustaría que el Ejecutivo de Aguirre protegiera la sanidad pública y la educación del mismo modo que los toros. Y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, la tildó de "populista".

El anuncio de Esperanza Aguirre contrasta con el hecho de que la Comunidad de Madrid redujo casi a la mitad el presupuesto destinado a subvenciones taurinas a sus ayuntamientos para este año con respecto a 2009 -dedicará este 2010 2,72 millones de euros, mientras que en 2009 dedicó 5,14 millones, un 47% menos.

  • 1