miércoles, 12 diciembre 2018
07:43
, última actualización
Deportes

Vallecas se convierte en un 'segundo' Nervión

(VÍDEO). El relato de una aficionada contrasta con las pintadas aparecidas en el lugar en el que falleció el ultra del Deportivo.

el 08 dic 2014 / 22:10 h.

Vallecas1 Aficionados sevillistas en las gradas de Vallecas. Foto: EDD. Confraternización entre las aficiones del Rayo y del Sevilla fuera y dentro de Vallecas, seguidores rojiblancos paseando con sus bufandas por las inmediaciones del estadio con total tranquilidad y entrada en establecimientos cercanos sin ocultar los ditintivos del equipo al que acompaña. Estas escenas, que deberían ser la tónica habitual en cualquier partido de fútbol, se vivieron este domingo en ese barrio madrileño en el que estaban puestos los focos a raíz de lo sucedido una semana antes en la capital de España, con la reyerta entre seguidores ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo de la Coruña, con el ya conocido y trágico desenlace. Existía cierta preocupación en muchos aficionados sevillistas desplazados a Vallecas por ese ambiente enrarecido y esa atmósfera de violencia creada alrededor del fútbol. Sin embargo, la previa del encuentro y el postpartido se desarrollaron sin ningún tipo de incidentes, como nos cuenta una aficionada que viajó con su hijo de 13 años y que subraya "el clima de cordialidad en todo momento". R.C.C. -prefiere no desvelar su nombre- comenta que se acercó al estadio mucho antes del inicio del choque "por cierto temor", pero que pudo comprobar que "en los bares que había junto al estadio, convivían las dos aficiones en perfecta sintonía, con risas y cánticos compartidos". "Por el único sitio que la Policía no nos dejó pasar fue por la zona por la que entran los Bukaneros -seguidores radicales del Rayo- y siempre (la Policía) con un trato muy cordial". Dentro del estadio, R.C.C. destaca que las fuerzas del orden público permanecieron en todo momento en las últimas filas "a diferencia de otros encuentros en los que se colocan en los pasillos y acordonan toda la zona reservada a la afición visitante". Sí hubo cánticos contra el Frente Atlético que "corearon un sector importante de ambas aficiones". El desalojo del campo también sorprendió a esta aficionada puesto que los seguidores sevillistas "no tuvieron que esperar mucho tiempo para salir del estadio, como es habitual, sino que todos lo abandonaron a la vez. "Hasta hubo miembros de peñas sevillistas que colaboraron con una iniciativa solidaria de las agrupaciones rayistas que consistía en una recogida de alimentos", destaca. Y todo, a pesar de que algunos, como se muestra en el vídeo se empeñen en lo contrario: en empozoñar el deporte del fútbol con violencia... http://youtu.be/221GmEnyxr8  

  • 1