Deportes

"Vamos como un obús y dormiremos en zona Champions"

La trayectoria del equipo, que tuvo en la goleada al Zaragoza una buena guinda, ha creado un clima de tranquilidad y optimismo. Su mejor ejemplo, el propio presidente del Sevilla, convencido de las posibilidades de su equipo y de que la era Manolo Jiménez no ha hecho sino comenzar.

el 15 sep 2009 / 00:45 h.

La trayectoria del equipo, que tuvo en la goleada al Zaragoza una buena guinda, ha creado un clima de tranquilidad y optimismo. Su mejor ejemplo, el propio presidente del Sevilla, convencido de las posibilidades de su equipo y de que la era Manolo Jiménez no ha hecho sino comenzar.

José María del Nido asegura que ni siquiera piensa en la cita de la próxima semana con el Fenerbahçe, al que el Sevilla deberá ganar para seguir adelante en la Liga de Campeones. "Tenemos la mente puesta en La Coruña y el Fenerbahçe se antoja lo suficientemente lejano como para no pensar en él.

Tenemos la oportunidad real de colocarnos por primera vez esta temporada en puestos Champions y estoy convencido de que el sábado dormiremos en ellos", afirmaba ayer exhultante el presidente, en una comparecencia de prensa previa a su discurso ante el Rotary Club Sevila-Macarena.

Del Nido tiene claro que si el equipo logra dar ese paso que hasta ahora se veía lejano y que no es otro que meterse en puestos de Liga de Campeones, se crecerá y se convertirá en uno de sus más firmes pretendientes. "Desde hace meses estoy diciendo que íbamos a disputar los puestos de Champions.

Nunca he dudado del equipo y estoy convencido de nuestras posibilidades, aunque después habrá que pelearlo. Pero nosotros como un obús y si el Sevilla se coloca en zona Champions, quitarlo de ahí será prácticamente imposible", asegura el mandatario nervionense.

Según reconoce Del Nido, "la idea era volver a pelear el título de Liga, pero nuestro comienzo de campeonato nos impide luchar por él, como era nuestra intención". De todas maneras, el presidente del Sevilla se felicitó por haber pasado "esa crisis emocional, deportiva e institucional" y afronta la situación actual. "Disputamos los puestos que nos permiten estar entre los cuatro primeros, algo que va a costar muchísimo trabajo", recuerda.

Su entusiasmo es tal que incluso le ha hecho olvidar ya su enfado tras el encuentro de la semana pasada en Estambul con el Fenerbahçe. Del Nido explica así las razones de su malestar: "Mi disgusto venía porque no es normal que se pierda ese partido cuando se juega como jugamos nosotros. Mi disgusto era el mismo que había en el vestuario, pero eso ya hay que olvidarlo y hay que pensar primero en el objetivo de A Coruña", señala.

No obstante, avisa del peligro que supone enfrentarse al Deportivo pese a su situación clasificatoria. "Es un equipo que va en alza y no es el de hace un mes, pero nosotros vamos con una tremenda ilusión para mantener nuestra racha de victorias y colocarnos entre los cuatro primeros. Con esa ilusión iremos".

El presidente también abordó otros asuntos de interés en su comparecencia ante los medios de comunicación. Por ejemplo, el relativo a Manolo Jiménez y su futuro en el banquillo. "Al equipo y al entrenador había que darle la confianza necesaria y el tiempo preciso para que cogiera la onda después de los acontecimientos sufridos a principios de temporada. Soy un hombre de fútbol, en fútbol los resultados mitigan las críticas y los resultados de Jiménez ahí están, y los valoraremos a final de campeonato. Estoy convencido de que va a ser entrenador del Sevilla durante muchísimos años", asegura con especial rotundidad.

También habla de otras cuestiones, como el traspaso de Kerzhakov al Dinamo de Moscú. "Nosotros planificamos las temporadas con cierta anticipación. Se ha presentado la posibilidad de obtener con las ventas entre 15 y 20 millones de rentabilidad, con futbolistas que no contaban para los técnicos, y somos una compañía mercantil que compramos y vendemos en nuestra práctica diaria. Unas veces perdemos y otras, doblamos la inversión", explica.

Por otra parte, elude entrar en valoraciones sobre el nuevo éxito profesional cosechado por Juande, tras la conquista de la Carling Cup el pasado domingo. "Juande Ramos ya no es entrenador del Sevilla", se limita a decir de forma escueta y significativa.

Para concluir, habla también lo justo sobre su comparecencia en el juicio por la demanda de Fernando Sales: "Soy abogado, y cuando una persona es citada para declarar en un juicio tiene dos posibilidades: o ir o ser conducida por la fuerza pública".

  • 1