Economía

Van Rompuy propone cambios en los tratados europeos a corto plazo

El presidente del Consejo Europeo envía una serie de propuestas a los Veintisiete entre las que figura la creación de bonos comunes de deuda.

el 06 dic 2011 / 17:03 h.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha propuesto a los líderes de la UE una serie de cambios en los tratados y medidas a corto plazo para estabilizar los mercados, reforzar la disciplina presupuestaria y crear una unión económica entre los países de la zona euro.

La posibilidad de crear bonos comunes de deuda figura también en el documento con sus propuestas que Van Rompuy envió este martes a los jefes de Estado y Gobierno de los 27 miembros de la Unión Europea (UE), las cuales se discutirán en la cena del jueves y la cumbre del viernes, a fin de intentar zanjar la crisis del euro. Las medidas de carácter inmediato incluyen, entre otras, la posibilidad de préstamos bilaterales del Fondo Monetario Internacional (FMI) y que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM) pueda participar directamente en la capitalización de entidades bancarias, dijo una fuente comunitaria conocedora de la propuesta.

El documento propone una revisión sustancial del protocolo 12 del Tratado de Lisboa, referido al procedimiento de déficit excesivo, a fin de endurecer la acción y asegurar que los países del euro no sobrepasan los límites de déficit y deuda establecidos. Esta modificación podría hacerse mediante una decisión unánime del Consejo de la UE y no requeriría una ratificación en cada uno de los Veintisiete, por lo que podría hacerse con rapidez y sin peligro de que haya problemas en algún Estado miembro, señaló otra fuente diplomática.

Van Rompuy propuso también que la cumbre modifique el artículo 136 del Tratado (sobre la disciplina presupuestaria y el mecanismo de voto entre los países del euro) e incluso también el protocolo 14 relativo al funcionamiento del Eurogrupo, con el fin de reforzar los mecanismos automáticos de toma de decisiones en casos de déficit excesivo.

Los países con ese déficit excesivo estarían sujetos a que la Comisión Europea y el Eurogrupo revisen sus borradores de presupuestos, y pidan incluir modificaciones si no se ajustan a los compromisos adquiridos con Bruselas. Este procedimiento sería más largo y estaría sujeto a las ratificaciones nacionales en cada uno de los Veintisiete, lo que implica la posibilidad de que un Estado miembro convoque un referendo.

El documento presentado por Van Rompuy incluye también la posibilidad "a largo plazo" de crear una deuda común, pero siempre en un procedimiento por fases y sobre unos criterios estrictos de disciplina presupuestaria y competitividad económica, añadió la fuente comunitaria. El objetivo de esta idea, que sigue teniendo por ahora el rechazo de Alemania, sería consolidar el euro como un logro definitivo y, además, solucionar la cuestión de la financiación de los países de la moneda única.

Además, la propuesta que Van Rompuy envió a las 27 capitales contempla una serie de medidas inmediatas para poner fin a las tensiones en los mercados financieros. Entre esas medidas figura la duplicación de la capacidad de apalancamiento del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF). Además, se incluye la rápida aprobación de las dos propuestas que hizo la Comisión el pasado 23 de noviembre para ampliar el control sobre las finanzas públicas de los países y asegurar que se cumple con los objetivos de déficit y deuda pactados a nivel comunitario, lo que iría coordinado con la reforma del protocolo 12.

  • 1