Local

Varios conductores que se cruzaron con Ortega Cano declaran que hizo maniobras peligrosas

El médico de Castilblanco que acudió al siniestro dice que el diestro estaba consciente aunque la tensión fue bajando y que no olió a alcohol.

el 13 mar 2013 / 10:14 h.

TAGS:

-->-->-->

Varios conductores que se cruzaron con José Ortega Can o el día del accidente que costó la vida a Carlos Parra declararon hoy, en la segunda sesión del juicio contra el torero, que les llamó la atención su velocidad, adelantamientos en zonas prohibidas y peligrosas y su circulación durante varios metros por el carril contrario tras éstos.

El conductor que alertó al 112 momentos antes del siniestro de que un Mercedes iba conduciendo peligrosamente por la carretera entre Burguillos y Castilblanco aseguró que el vehículo le adelantó en un badén y siguió “hasta 500 metros” que giró en la siguiente rotonda por el carril izquierdo “pero no medio coche sino entero y hasta rozando el arcén”. Recordó que metros antes del hotel La Arquerió lo vio pararse y “abrió la puerta y sacó medio cuerpo fuera” aunque no lo vio vomitar. Dio la vuelta a la manzana y cuando regresó estaba ya aparcado frente al hotel, con las luces puestas y sin el conductor.

Por su parte, el conductor que llamó a emergencias para alertar del accidente, aseguró que momentos antes un Mercedes todoterreno oscuro le adelantó “por lo menos a 140 o 150 kilómetros” en una curva “peligrosa”, sin “ninguna visibilidad” y con “doble línea continua”. Dijo que pensó que se iba a meter entre su coche y el de delante pero adelantó a los dos “y continuó acelerando” hasta que lo perdió de vista. Momentos después se dio de bruces con el accidente aunque solo vio el coche de la víctima. “No vi en ningún momento el otro coche y no relacioné el adelantamiento con el accidente”, dijo, si bien reconoció que comentó el adelantamiento con la conductora del vehículo que le precedía y que también paró.

La defensa del torero centró su interrogatorio en cuestionar la distancia desde la que supuestamente el primero pudo ver la matrícula del coche de Ortega Cano y la distancia entre el coche del segundo y su predecesor en el adelantamiento, al asegurar que “si se hubiera metido entre ambos sí que hubiera cometido una temeridad”. El abogado de Ortega Cano, Enrique Trebolle, ha protagonizado un rifirrafe con los abogados de las aseguradoras Mutuas Madrileñas y Línea Directa por su posición en el proceso al ser responsables civiles subsidiarias. La jueza, Sagrario Romero, ha tenido que intervenir: “Pueden protestar. No toleraré más batallas de este tipo”. La magistrada también ha tenido que llamar la atención a varios abogados por no hacer preguntas sino afirmaciones y a los testigos para que se limitaran a contestar y no entablaran diálogos con los abogados.

En la sesión de hoy también ha declarado el médico de Castilblanco, Francisco Javier Valseca, que llegó al lugar del accidente. Señaló que encontró a Parra fallecido y a Ortega Cano “consciente”, que éste le reconoció y le dijo que le dolía la rodilla, aunque la tensión fue bajando rápidamente y “se estaba chocando”. El doctor dijo que no percibió olor a alcohol porque “estaba centrado en salvar la vida a un hombre que estaba muy grave” y “había muchos fluidos en la carretera”.

  • 1