Deportes

Vasco se baja del podio en los últimos metros

María Vasco, primera atleta española medallista olímpica con su bronce de Sydney 2000, rozó la medalla al terminar quinta con nuevo récord de España (1h27:25) en 20 kilómetros marcha en una jornada de luto que concluyó con el octavo puesto de Jackson Quiñónez en la final de 110 metros vallas. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 10:20 h.

María Vasco, primera atleta española medallista olímpica con su bronce de Sydney 2000, rozó la medalla al terminar quinta con nuevo récord de España (1h27:25) en 20 kilómetros marcha en una jornada de luto que concluyó con el octavo puesto de Jackson Quiñónez en la final de 110 metros vallas.

Los atletas españoles que compitieron por la mañana lucieron en su uniforme una pequeña cinta negra en señal de luto por las víctimas del accidente de Barajas debido a que la negativa del COI sólo se recibió en el equipo a media mañana.

Vasco, que cedió dos posiciones en el último kilómetro bajo un terrible aguacero, llegó a la meta 54 segundos después que la vencedora, la rusa Olga Kaniskina, dominadora de principio a fin con un tiempo de 1h26:31. La noruega Kjerstin Platzer repitió con 36 años la medalla de plata de Sydney 2000 y el bronce fue para la italiana Elisa Rigaudo.

Beatriz Pascual, sexta, cuajó también una buena actuación y se situó segunda en el ránking español de todos los tiempos con un tiempo de 1h27:44.

Los sevillanos Manuel Olmedo y Antonio Reina cerraron su participación en los Juegos de Sydney sin poder conseguir el pase a la final de 800 metros.

Olmedo partió por la calle nueve y de pronto se vio diez metros por detrás de todos. Los alcanzó al toque de campana y en la recta de meta sacó a relucir su velocidad terminal para subir hasta el cuarto puesto con 1:45.91, insuficiente para hacerse con una plaza de finalista.

Reina estaba último al entrar en la vuelta final y en la recta de meta sólo pudo escapar al último puesto. Terminó séptimo con un tiempo de 1:46.40.

Cuando amainó la lluvia, Ruth Beitia se batió por un puesto en la final de altura y logró su objetivo con facilidad.

Jackson Quiñónez, plusmarquista español de 110 metros vallas, se clasificó octavo en la final olímpica con un tiempo de 13.69 en una carrera ganada por el cubano Dayron Robles en 12.93.

España tendrá por vez primera dos mujeres en la final olímpica de 1.500. Natalia Rodríguez, plusmarquista española de 1.500, e Iris Fuentes-Pila, doble campeona de España, estarán mañana en la carrera decisiva tras conseguir sendos segundos puestos en la primera y la segunda serie.

La jerezana Mercedes Chilla, primera lanzadora española en una final olímpica, consiguió el noveno puesto en la de jabalina con una mejor marca de 58,13, que no le valío para pasar el corte.

  • 1