Local

Vázquez sugiere a la juez Alaya que acelere la instrucción del caso ERE

El portavoz del Gobierno andaluz le dice que se deje de "encajes de bolillos  buscando el santo grial de una teoría imposible".

el 26 sep 2012 / 11:11 h.

TAGS:

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Angel Vázquez, ha  sugerido a la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla,  Mercedes Alaya, que ponga "el turbo" a la instrucción del caso sobre  las irregularidades detectadas en expedientes de regulación de empleo  (ERE) tramitados por la Junta y se deje de "encajes de bolillos  buscando el santo grial de una teoría imposible".

Vázquez se pronuncia de este modo en un artículo publicado este  miércoles en su blog persona l, titulado 'Lección ética' y recogido  por Europa Press, en el que valora la "exposición brillante" del  presidente de la Junta, José Antonio Griñán, durante su comparecencia  parlamentaria en la comisión de investigación "desmontando una a una  todas las mentiras que ha vertido el PP durante este tiempo" en  relación con este caso.

Antes de entrar a analizar la intervención de Griñán en la  comisión, el portavoz del Ejecutivo andaluz expresa su "condena y  decepción porque cuatro golfetes se aprovecharan del dinero público  para unos fines indeseables". "Detesto la corrupción, venga de donde  venga, y por eso suscribo las palabras de Griñán: quien haya querido  lucrarse con fondos públicos no tendrá ni protección ni amparo de la  Junta y el PSOE-A", ha añadido Vázquez, que ha reclamado que "quien  haya metido en la mano en la caja pague por ello, y cuanto antes,  mejor".

Ya centrado en la comparecencia parlamentaria del presidente de la  Junta, Vázquez asegura que Griñán "derrochó solvencia, conocimiento,  rigor y honestidad en sus palabras" y subraya la "relevancia" de que  "un presidente acuda a petición propia a un Parlamento a dar la cara  y expresar su compromiso con la ética y la transparencia",  especialmente "en estos tiempos donde ha prendido el desencanto hacia  la política".

Frente a ello, sostiene que el portavoz parlamentario del PP-A,  Carlos Rojas, "no dio la talla". "El presidente lo retó que le  repitiera allí cara a cara, mirándolo a los ojos, todas las  falsedades, insidias y calumnias sostenidas en estos meses de juego  sucio y Rojas se rajó, agachó la cabeza y siguió con su monocorde  guión de preguntas insustanciales", concluye.

  • 1