Vecinos de Écija pagan el doble de agua por un fallo en los contadores

Medio centenar de familias del edificio Las Terrazas y la calle Ville de Pavillons Sous Bois pagan el doble de agua que sus vecinos a pesar de gastar lo mismo. Y esta situación berlanguiana la sufren desde hace dos años.

el 05 feb 2011 / 18:13 h.

El problema está, según los vecinos, en los contadores, que arrojan una lectura con un desfase entre el 10% y el 30% del consumo. Eso les obliga a pagar más agua de la que consumen. Pero sólo en parte de los contadores, los de color verde, porque el resto, los azules o blancos, leen solamente lo consumido.


"Cuando yo gasto 20 litros, mi contador marca 24 ó 26, pero si lo hace mi vecino, con uno azul, saca 20 y el suyo hace 20 vueltas", ejemplifica Luciano Enríquez, portavoz de los vecinos. "Y el desfase a veces llega al 30% del consumo", se queja. "Unos pagamos entre 50 y 80 euros y otros de 25 a 35, a pesar de consumir lo mismo", asegura.

El problema no es atribuible a los vecinos. "Es un tema de la instalación del contador, tal y como detectó la concesionaria del servicio, Aqua Campiña", sostiene este vecino, quien agrega que la empresa pública "sabe cómo evitar esta irregularidad, una perturbación del flujo", que provoca una marca de consumo diferente en unos contadores y en otros, a pesar de que el agua consumida sea la misma.

De hecho, subraya que Aqua Campiña ya hizo dos pruebas de caudal y en la primera se detectó el desfase denunciado. "Pero a los pocos días fue un segundo operario el que repitió la operación, pero alteró la instalación colocando un tramo recto previo aguas arriba del contador", cuenta. Entiende, por tanto, que la suministradora "detectó el desfase". Pero ahora no lo reconoce. "Dice que los contadores están homologados, y claro que lo están, pero unos tienen un desfase y otros no: los verdes se construyeron en 1974 y no tenían en cuenta las medidas contra la perturbación del flujo", expone.

"El informe del primer operario desapareció y el del segundo indica que el contador está correcto, mientras que Aqua Campiña dice que no ve ningún error o anomalía en la instalación, cuando es evidente que se alteraron para evitar el problema detectado", resume.

En su opinión, la situación "es grotesca", y persiste "tras dos años, así que cada uno saque sus propias conclusiones". Los vecinos anuncian que otro centenar de inquilinos de calles y bloques cercanos se unen a su protesta, que han llevado al Defensor del Pueblo Andaluz. También lo han puesto en conocimiento del equipo de gobierno (PSOE) porque "tiene la potestad de fiscalizar al concesionario y de garantizar la correcta prestación del servicio".

  • 1