Local

Vecinos de Nervión denuncian el retraso del parque de la Ranilla

La transformación de los terrenos de la antigua cárcel de la Ranilla es ya una realidad. A la obra de la nueva sede de Movilidad y la Policía Local se ha sumado la del centro cívico. Sin embargo, los vecinos siguen denunciando que una de sus prioridades sigue en el aire: la construcción del parque.

el 16 sep 2009 / 05:00 h.

TAGS:

La transformación de los terrenos de la antigua cárcel de la Ranilla es ya una realidad. A la obra de la nueva sede de Movilidad y la Policía Local se ha sumado la del centro cívico. Sin embargo, los vecinos siguen denunciando que una de sus prioridades sigue en el aire: la construcción del parque.

Las obras del centro cívico de la Ranilla, en la antigua prisión de Nervión, ya han empezado, pero las del parque no. Aunque el Ayuntamiento prometió a los vecinos que el parque sería lo primero en construirse tras derribar la antigua cárcel, los residentes de la zona aún están esperando a que empiecen los trabajos. La fecha prevista era enero de 2008 y el presupuesto, dos millones de euros.

Tras quedarse fuera del Plan 8.000 del Estado, responsables de Urbanismo prometieron a los vecinos que las obras del parque empezarían antes del verano, pero aún no saben nada "de fechas ni plazos", explica su portavoz, Julián Martínez. "Nos tememos que tampoco se cumpla este plazo, como otras tantas veces", apostilló Martínez, que recordó que los vecinos llevan años reivindicando que la construcción del parque sea lo prioritario.

Hace un mes, Copicsa empezó la construcción del centro cívico, como el de Torreblanca, que estará listo a principios del próximo año. El presupuesto es de 3,5 millones. Estará en la esquina entre Mariano Benllure y Vidal de Noya. Tendrá tres plantas: semisótano, baja y alta, así como dependencias para diez talleres de formación, salas de ensayos, dos salas multiusos, biblioteca, salón de actos y sus dependencias accesorias (camerinos, almacenes...), despachos para la dirección del centro y el personal, así como aseos en cada una de las plantas del edificio.

En enero de 2007 empezó la demolición de la antigua prisión, pero hasta diciembre de 2008 no se puso la primera piedra de la nueva Ranilla. Entonces comenzó la obra de la nueva sede de las delegaciones de Movilidad, Convivencia y Seguridad y la escuela de la Policía Local, en la esquina de la ronda del Tamarguillo y la calle Vidal de Noya. Abrirá en agosto de 2010 si no surgen imprevistos.

El edificio (que tras la denuncia vecinal tendrá tres plantas y no ocho) costará 17,45 millones, que pagará la constructora Detea-Aldesa, a cambio de la sede de la Policía Local en la Cartuja, en Américo Vespucio, vendida por 20,35 millones. La diferencia será para el resto del proyecto.

La antigua cárcel (inaugurada en 1933 y activa hasta 1989, cuando quedó sólo para presos de tercer grado) albergará la Jefatura de Policía, el centro cívico, 230 pisos que construirá el Estado, una pista deportiva, tres parques infantiles y 30.000 metros cuadrados de zona verde con fuentes y pérgolas. Estará vallado y se mantendrán la fachada de la prisión y las dos naves laterales para un museo de la Memoria Histórica, un archivo y la sede de la asociación de vecinos, artífices de esta transformación tras años de reivindicación.

  • 1