Local

Vecinos de Tres Mil Viviendas del comerciante asesinado en México se muestran "consternados" y "muy dolidos"

Este comerciante, que se dedicaba a la venta ambulante, era para sus vecinos una persona "ejemplar" y "muy buena".

el 14 may 2013 / 17:54 h.

Vecinos y amigos de Fernando Carmona Romero, el comerciante  sevillano de 57 años asesinado en México hace dos semanas y que  residía en el barrio de las Tres Mil Viviendas, han asegurado este  martes que se sienten "consternados" y "muy dolidos" por el trágico  suceso. En declaraciones a Europa Press Televisión, una vecina del  fallecido, Isabel Pisa, ha explicado que este comerciante que se  dedicaba a la venta ambulante era una persona "ejemplar" y "muy  buena", por lo que todos los que le conocían están "muy consternados"  por su muerte. En este sentido, Isabel ha añadido que Fernando era "muy  trabajador" y que acudía con frecuencia a México por cuestiones  laborales porque en España "con la crisis no tenía nada". "Se va a  otro país a trabajar y a buscarse la vida y mira lo que le pasa, ha  sido una pena", ha lamentado esta vecina. Además, ha apuntado que la familia del fallecido está "muy mal" y  que dos de los cinco hijos que tenía el comerciante ambulante se han  trasladado a México para "solucionar el papeleo" para repatriar el  cadáver. Otro vecino del lugar, José Silva, ha comentado que todos los que  conocían a Fernando están "muy afectados" con su muerte, aunque  desconocía los motivos por los que se habría producido el suceso. "No  sabemos si es que le han confundido con otro o yo que sé", ha  explicado. "Lo cierto es que este hombre iba allí a ganarse la vida y no se  merecía que le hicieran esto porque era muy buena persona y muy  trabajador", ha concluido. La Policía mexicana informó el pasado sábado del asesinato de dos  españoles que llevaban desaparecidos desde hace varios días mientras  se encontraban trabajando por Sinaloa. Las víctimas respondían a los  nombres de José Montoya Lozada, de 50 años de edad, y Fernando  Carmona Romero, de 58, con residencia en España. Los cuerpos de los dos españoles fueron hallados con impactos de  bala y las manos esposadas a la espalda en el interior de un vehículo  con matrícula del estado de Jalisco, que fue arrojado a las aguas del  canal Humaya, en la localidad Villa López Mateos.

  • 1