Local

Vecinos del Centro piden que se aplace el plan de tráfico

Auguran que las restricciones serán un «desastre» en la práctica

el 21 jul 2010 / 18:36 h.

A partir de septiembre, la entrada al Casco Antiguo estará controlada por cámaras de vigilancia.
Los representantes vecinales del Centro que ayer se reunieron con el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), alertaron de que el plan de tráfico para limitar el acceso al Casco Histórico "en la práctica puede ser un desastre". El vicepresidente de la asociación de vecinos Torre del Oro, José Luis Villalobos, defendió que los responsables municipales y el propio alcalde "sólo hablan de generalidades", pero no de los muchos casos particulares que aún no tienen solución.

Ante este panorama, solicitaron el aplazamiento del llamado Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental hasta que no haya soluciones eficaces para la movilidad interna de la zona, lo que podría pasar por la puesta en marcha de microbuses y de la ampliación del tranvía de la estación de Santa Justa a la plaza de la Encarnación.

"Hay personas mayores que viven solas y que requieren la ayuda de los hijos para, por ejemplo, ir al médico o que reciben la visita de sus nietos. El alcalde nos dijo que todos estos casos particulares se resolverán, pero no pasó de explicar las generalidades del plan", denunció Villalobos, para quien los responsables municipales están "en una nube de cristal en las alturas, desde donde no ven la realidad". "Han empezado -sentenció- la casa por el tejado".

Como botón de muestra, el vicepresidente del colectivo vecinal citó un caso en el que, habiéndose solicitado en enero un duplicado de la acreditación de acceso al Centro, "se contestó cuatro meses después, con lo que si para una situación como ésta se ha tardado tanto, para el plan global va a haber perjudicados". "Con estos antecedentes, no me creo las teorías, como que desde internet se pueden conseguir los pases de forma inmediata", apostilló.

Eso sí, el responsable de los vecinos (a la reunión con el alcalde y el delegado de Movilidad, Francisco Fernández, estaban invitados los portavoces de siete asociaciones de Museo, el Arenal, San Lorenzo, Santa Cruz, Alfalfa, Pumarejo y la estación de Córdoba) calificó la cita de "positiva, pero sin frutos". No obstante, admitió que vieron una "buena predisposición" por parte del Gobierno municipal.

Por su parte, el concejal de Movilidad declaró que la reunión fue "muy positiva" y que sirvió "para que los vecinos trasladen sus inquietudes, sus preocupaciones y sus alternativas, muchas de las cuales ya están tratadas, analizadas y resueltas". "En las próximas fechas iremos dando respuesta a cada pormenor que nos han planteado", aseguró.

Las asociaciones de vecinos de estas siete zonas ya emitieron un manifiesto contrario a las medidas municipales para restringir la entrada de coches al Centro, una iniciativa que se pondrá en marcha en septiembre después de que la semana pasada el Pleno aprobase la modificación de la ordenanza de circulación de peatones y ciclistas. Según defienden, las restricciones se impondrán en el Casco Antiguo sin que se haya mejorado el parque de aparcamientos públicos o se haya mejorado la red de transportes.

  • 1