Local

Vecinos del centro se reunirán para debatir la "dictadura" del modelo de la restricción del tráfico en la zona

El presidente de la asociación de  vecinos del Museo y entorno, Manuel Ruiz Berdejo, criticó la medida  municipal al considerar que la corporación local "lo está haciendo  completamente al revés".

el 16 feb 2010 / 12:46 h.

TAGS:

Un sector de los vecinos del centro de Sevilla aludió hoy a la intención de empezar a propiciar reuniones entre los colectivos que representan a los residentes de esta zona con el objetivo de debatir el anunciado modelo de restricción del tráfico --que contempla multas de 90 euros para los vehículos que circulen por el centro sin la pertinente autorización durante más de 45 minutos--, que calificaron de "dictadura".

 

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la asociación de vecinos del Museo y entorno, Manuel Ruiz Berdejo, criticó la medida municipal al considerar que la corporación local "lo está haciendo completamente al revés", puesto que, a su juicio, lo lógico sería que "al cortar el centro lo primero que se haga sea asegurar el acceso a éste de una manera cómoda".

Ello pasaría, en su opinión, por "dar los medios para que la gente pueda llegar" mediante la construcción, en el caso de Sevilla, de la infraestructura necesaria de metro o de los aparcamientos comprometidos, "lo que podría posibilitar que luego se restringiera el acceso a los vehículos".

Además, respecto a las autorizaciones emitidas por el Distrito Casco Antiguo para los residentes, Ruiz Berdejo hizo hincapié en el agravio comparativo y la "tomadura de pelo" que, detalló, supone que muchos vecinos hayan tenido que pagar durante un año la tasa necesaria, "mientras que también hay vecinos a los que se les ha remitido a sus domicilios el permiso, del que pueden gozar sin tener que pagar nada".

MEDIDA "SIN PARTICIPACION CIUDADANA"

De su lado, el presidente de la asociación de vecinos 'Torre del Oro' de El Arenal, Antonio Fernández, dijo a Europa Press que la medida ha sido como "un pistoletazo dado de repente, al igual que lo fue el bolardo que pusieron en el cruce de Dos de Mayo con Temprado y que, a día de hoy, está sin funcionar".

"Esta medida se ha llevado a cabo sin contar con la necesaria participación ciudadana", incidió Fernández, que asimismo abogó irónicamente por hacer cumplir la futura restricción "para todos, a ver si también podemos ver la bonita imagen del gobierno municipal circulando en bicicleta".

Con la restricción, el centro quedará dividido en cuatro zonas --noreste, noroeste, sureste y suroeste--, con varias entradas y salidas cada una, todas ellas vigiladas por cámaras que identificarán la matrícula para detectar si el vehículo está o no autorizado. En total, habrá unas 13 entradas y unas nueve salidas reguladas de 8,00 a 22,00 horas, excepto festivos.

Las cámaras comenzarán a instalarse de forma inmediata y entre primavera y verano se harán los ajustes y las primeras pruebas, tiempo en el que se remitirán a los infractores notificaciones informativas, hasta que arranque oficialmente el plan en septiembre.

  • 1