Local

Vecinos alertan del peligro de abrir el nuevo parque sin acabar

Lamentan la falta de planificación e información y exigen, al menos, iluminación

el 07 ene 2014 / 23:30 h.

Sevilla  Parque Guadaira.<br /><br /><br />

4/1/14<br /><br /><br />

Foto: Manuel R.R. "Es absurdo que se abra un parque sin saber cuándo se va a terminar”. David Benavides, vecino de la barriada de Pedro Salvador, es miembro de la Asociación Parque Vivo del Guadaíra y una de las muchas personas que quieren que se abra esta nueva zona verde, la segunda más grande de la ciudad, con iluminación, papeleras, bancos y fuentes. En su opinión, si el Ayuntamiento tiene una planificación para “rematar” el parque debería hacerla pública y, sólo en ese caso, abrir ya el parque. Este periódico consultó ayer al Ayuntamiento por su previsión para dotar de equipamientos esta zona verde, sin recibir respuesta. Un nuevo pulmón verde en el que ya muchos niños han jugado al fútbol durante estas Navidades, pese a que, por ejemplo, “las cogidas de las farolas están al aire, sin protección”, denunció Benavides. “Los vecinos estamos contentos, sobre todo, tras eliminarse la carretera que cruzaba el parque, pero debe de haber transparencia y planificación por parte del Ayuntamiento, porque se sabía desde hacía muchos meses que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir iba a entregar la obra a principios de año”, apuntó. En la misma línea, Ana López-Asiaín, vecina de Heliópolis, manifestó la preocupación que existe por una posible apertura del parque “sin lo básico”, la iluminación y las papeleras. “No habría ni seguridad ni limpieza”, alertó. Por su parte, la coordinadora en Sevilla de Ecologistas en Acción, Laura Soler, criticó que “nuevamente” se pueda abrir un parque en Sevilla –como publicó ayer este periódico– sin los equipamientos correspondientes. Soler añadió que no se tuvieron en cuenta las sugerencias de Ecologistas sobre el arbolado: “Propusimos otro tipo con mejores características para su adaptación al terreno, por la menor necesidad de agua y para que haya más sombra”. “Ahora, tras solventarse el problema de la carretera, el principal escollo es la reducción de los espacios para los huertos, de tres hectáreas a uno, pese a que en el Polígono Sur no es una cuestión de ocio sino de complemento de la dieta de personas con pocos recursos”. También destacó la necesidad de habilitar “más puertas” de acceso y de “pacificar” el tráfico en Su Eminencia “para no jugarse la vida” cada vez que se quiera acudir.

  • 1